Visitas guiadas al Pazo de Meirás | EFE

La familia Franco pone a la venta el Pazo de Meirás

stop

Ubicado en el Concello de Sada y declarado Bien de Interés Cultural, el pazo sale al mercado por un precio que ronda los 8 millones de euros

Barcelona, 16 de febrero de 2018 (18:50 CET)

La que fuera residencia de verano de Francisco Franco durante cuatro décadas está en el mercado. Los herederos del dictador han puesto a la venta el Pazo de Meirás, inmueble del municipio de Sada (A Coruña) declarado Bien de Interés Cultural, por un precio que ronda los 8 millones de euros, según avanzó OK Diario.

El edificio ha dado más de un quebradero de cabeza a la familia Franco por la presión social para que lo devolviera a la titularidad pública. Desde que la Xunta del bipartito impulsó en 2008 su declaración como BIC, los actos de protesta se intensificaron. La nueva calificación del pazo los obliga a abrir el pazo al público y a gestionar un régimen de visitas. Encargaron esta tarea a la Fundación Francisco Franco, agudizando todavía más la polémica.

El agosto pasado, militantes del BNG organizaron un acto simbólico en el que asaltaron el inmueble y colgaron una pancarta con el lema “El pazo es del pueblo gallego. Franquismo nunca más”.

Este contexto, sumado a la muerte de la única hija del dictador, Carmen Franco, el pasado 29 de diciembre, ha acelerado la decisión y ha roto ahora los últimos lazos sentimentales de la familia con este lugar.

Militantes del BNG desplegaron varias pancartas en la fachada del Pazo de Meirás para exigir su devolución al pueblo

Militantes del BNG desplegan pancartas en el Pazo de Meirás

Críticas de la Depución da Coruña

La salida del Pazo de Meirás al mercado ya ha recibido la primera respuesta por parte de la Deputación da Coruña. La vicepresidenta, Goretti Sanmartín, considera que los Franco “quieren librarse de una propiedad que es resultado del saqueo del pueblo gallego y que es el centro de una demanda social”.

Sanmartín recordó que la propia diputación impulsó una plataforma para reclamar la recuperación del pazo para “uso público” y que es precisamente esta “lucha” la que aceleró la venta, “que busca una manera de aprovecharse del patrimonio que consiguieron haciendo uso del poder del dictador”. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad