Farmaindustria, Confemetal, Feique y Asedas apoyan a Rosell para presidir la CEOE

stop

El empresario logra el respaldo de cuatro sectores claves en la recta final de las elecciones a la cúpula de la gran patronal

05 de diciembre de 2010 (12:59 CET)

El camino de Juan Rosell está cada vez más libre para lograr el éxito en las elecciones del próximo 21 de diciembre en la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE). Tomó la delantera anunciando su candidatura a sustituir a Gerardo Díaz Ferrán y, a diferencia de sus rivales Jesús Banegas y Santiago Herrero, está logrando que su programa electoral reciba adhesiones de algunas de las organizaciones sectoriales más importantes de la asamblea de CEOE.

Farmaindustria, la poderosa organización que reúne a la industria farmacéutica, ha sido la última de las patronales sectoriales que han brindado su apoyo al candidato catalán. En las últimas horas se han sumado también Confemetal, Feique (química) y Asedas (grandes supermercados). Todos ellos, además, han hecho explícito su apoyo y su comunión con un programa electoral renovador y que intentará transformar la fisonomía de la organización patronal con reformas de su aparato burocrático, de los órganos de gobierno y del papel nuclear que CEOE debe jugar como agente social y económico en el país.

Un guante a Banegas y Herrero


El pasado viernes, en Madrid, Rosell lanzó un guante a sus adversarios. A la vista de los apoyos que va recabando y de la distancia que parece sumar en la carrera a la presidencia, les invitó a volver al espíritu tradicional de la confederación empresarial: evitar las elecciones forjando una candidatura única en la que se encuentren representados todos los sectores.

De momento, a la espera de la decisión de Banegas y Herrero, e incluso de la posibilidad de que algún otro candidato aspire al cargo (hasta el próximo día 14 está abierta esa posibilidad), Rosell cuenta con más de una tercera parte de los votos de la asamblea garantizados. De hecho, a los 40 representantes de Foment habrá que añadirle los 80 de la Cepyme, donde varios sectores proclives a Rosell tienen una alta influencia, y a los empresarios de la valenciana Cierval.

Núcleo duro del PP


Las únicas incógnitas que se mantienen a día de hoy son las relativas al papel que el núcleo más duro del PP, representado por Esperanza Aguirre, ejercerá en este proceso electoral. Hasta el momento, la presidenta de la Comunidad de Madrid ha intentado ejercer un papel relevante en la sucesión de Gerardo Díaz Ferrán apoyándose en la figura de Arturo Fernández, líder del empresariado madrileño a través de la CEIM.

Aguirre ha obrado por libre, según señalan fuentes de su partido, puesto que el propio Mariano Rajoy vería con buenos ojos la presidencia de Rosell. Fernández ha coqueteado hasta la fecha con todos los candidatos, pero se resiste a dar su apoyo al empresario barcelonés. Si finalmente se decanta a favor de esa posibilidad será garantizándose ejercer como número dos de la organización, un papel que pudiera complicársele si apoya en última instancia al propio Rosell y éste se ve obligado a ganar las elecciones sin el concurso de la patronal madrileña.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad