FCC sufre en bolsa el concurso de Alpine

stop

CONSTRUCCIÓN

Esther Alcocer Koplowitz, presidenta de FCC

19 de junio de 2013 (17:18 CET)

Fomento de Construcciones y Contratas (FCC) sufre en bolsa la declaración del concurso de acreedores de Alpine, filial de construcción europea.

En la mañana del miércoles solicitó el proceso en los juzgados de Austria con una deuda financiera de 625 millones de euros, tras “evidenciar la imposibilidad de cumplir con sus obligaciones”, según informó el grupo.

Caída en bolsa


La constructora de Esther Alcocer Koplowitz profundiza la caída hasta la zona de valores más penalizados del Ibex. Agrava un castigo con retrocesos que este miércoles han rozado el 5%. El revés ancla a FCC entre los cinco peores valores del Ibex en lo que va de año.

Las caídas se aceleran a pesar del repliegue de los bajistas –especuladores—. Según los últimos registros de la CNMV, hasta el 14 de junio, las posiciones cortas sumaban el 3,52% del capital, por debajo del 3,93% de finales de abril.

Agonía

Alpine decide acogerse al proceso concursal después de lograr, en abril, un acuerdo para refinanciar la deuda, por las “contingencias surgidas” en este tiempo.

La compañía, con sede en Austria, explicó que estas “contingencias” aconsejaban un nuevo “reequilibrio financiero”. No obstante, la falta de consenso de todas las entidades financieras para realizar este reajuste ha provocado que finalmente haya tenido que entregar sus libros al juzgado.

Se trata del mayor concurso registrado en Austria en al menos los últimos sesenta años, informa KSV.

Continuado deterioro


Alpine atribuye su decisión al “continuado deterioro” registrado en la situación operativa desde el primer trimestre de 2012, ejercicio en el que FCC computó una pérdida de 420 millones procedentes de esta filial.

En Madrid han indicado que Koplowitz provisionará todo el valor de los activos de Alpine. Generará un impacto negativo de 289 millones en sus cuentas del ejercicio 2013.

Plan estratégico

FCC asegura que la solicitud de concurso de su filial “no afecta de manera sensible” a los objetivos del plan estratégico que puso en marcha el pasado marzo para reducir deuda y fomentar la generación de caja. Por ello, mantiene las previsiones.

FCC compró la mayoría del capital de Alpine en 2006
con el fin de reforzarse en el mercado constructor de Europa del Este.

Cambios constantes

A comienzos del pasado año el grupo, que emplea a unos 6.500 trabajadores, pasó a controlar el 100% de la empresa y en octubre nombró consejero delegado a Alejandro Tuya en sustitución de Johannes Dotter, quien dimitió del cargo que ocupaba desde hacía casi un año.

En un informe de mercado, Deutsche Bank apunta la posibilidad de que FCC desconsolide a Alpine de sus cuentas en el segundo trimestre de este año.

De esta forma el grupo dejaría de contabilizarse la deuda de la filial, no tendría que inyectarle nuevos recursos y sortearía las eventuales incertidumbres que arroja sobre el cumplimiento de su plan estratégico.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad