Feria Valencia fía su viabilidad en convertir un crédito en una subvención

stop

La Generalitat le convertirá en subvención un préstamo de 151 millones que no puede pagar aunque entre en beneficios

Imagen de la Feria Valencia publicada en su página web

en Valencia, 26 de diciembre de 2015 (04:00 CET)

La Feria de Valencia entrará en beneficios de 800.000 euros en 2016. Pese a ello no podrá hacer frente al vencimiento de un primer crédito del Instituto Valenciano de Finanzas de 151 millones de euros, que la Generalitat lo reconvertirá en una subvención.  

De esta forma se asegura provisionalmente la viabilidad del ente ferial valenciano, mientras se resuelve qué hacer con los más de mil millones (1.027 millones más intereses) que la Generalitat avaló hace años para las obras de ampliación de la Feria.  

También se le concede oxígeno a la Feria para que resuelva su modelo de gestión. La propiedad es pública y una de las propuestas del presidente actual, José Vicente González, presidente a su vez de la gran patronal valenciana Cierval, es que la gestión sea privada o como mínimo con un modelo mercantil.

Afán intervencionista  

La Feria entrará en beneficios en 2016 gracias a las expectativas que ese año tendrá la feria de Cevisama, dedicada al azulejo, baño y accesorios, donde acude un sector que vuelve a estar en auge gracias a las exportaciones.  

En 2013 la Feria registró 13 millones de pérdidas. En 2015 las pérdidas serán de 700.000 euros. Y en 2016 habrá beneficios, aunque no se sabe qué pasará después con el modelo de gestión aún en el aire.  
La confusión es tal que los propietarios de la Feria, Generalitat y Ayuntamiento de Valencia, sustituyen a los empresarios presentes en el Consejo de Administración por cargos políticos.  

Las deudas y los sobrecostes

Los técnicos de Hacienda de la Generalitat Valenciana quieren incluso recortar las subvenciones a la Feria, restando los sobrecostes que han tenido las obras de ampliación, que se calculan en un 77 % del total.  

Se trata de una propuesta contradictoria porque, de entrada, ya tienen que convertir en subvención el pago de 151 millones prestado por el Instituto Valenciano de Financias. ¿Cómo sobrevivirá la Feria sin subvenciones, si todavía debe devolver 1.071 millones de euros?  

Además de las deudas, los sobrecostes, el modelo de gestión y la competencia de las ferias de Madrid y Barcelona, Feria Valencia debe arrastrar un cambio de modelo en los eventos a montar en el contenedor.  

Y aquí aparecen propuestas de ferias virtuales hasta convertirse en un mejor intermediario entre el expositor y el cliente que tiene interés por sus productos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad