Ferran Adrià niega haber engañado a su exsocio

stop

El cocinero asegura que Miguel Horta obtuvo una rentabilidad del 35% al vender el 20% de El Bulli

29 de octubre de 2012 (14:49 CET)

Ferran Adrià se ha sentado este lunes en los banquillos de los juzgados de Barcelona acusado de estafar a su exsocio en el restaurante El Bulli, Miquel Horta, que padece una enfermedad mental. Los herederos de Horta aseguran que Adrià y Juli Soler se aprovecharon de esta condición para comprarle en 2005 el 20% del restaurante a un precio –aseguran-- menor del mercado.

El chef Ferran Adrià ha negado haber engañado a su exsocio y aseguró en el juicio que Horta compró las acciones por 47 millones de pesetas y las vendió 13 años después por 200 millones, una rentabilidad del 35% anual.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad