Ferran Soriano niega que Spanair reciba subvenciones, son “inversiones estratégicas”

stop

El presidente de la aerolínea espera más aportaciones de capital público, pese a las críticas del sector

Ferran Soriano

16 de noviembre de 2010 (17:31 CET)

Ferran Soriano, presidente de Spanair, espera que en el futuro haya más aportaciones de empresas públicas a la aerolínea que gestiona. Lo ha afirmado indicando además que la empresa necesita más capital para afrontar nuevos retos, como iniciar los vuelos intercontinentales con aviones propios, previsiblemente en 2012.

Soriano se ha referido también a la polémica creada a raíz de la denuncia presentada por la asociación Elfaa, de la que forma parte Vueling, que tilda de "flagrante violación" de la legislación comunitaria sobre ayudas públicas la nueva inyección de 20 millones del Ejecutivo catalán a Spanair.

Sin posibilidad de prosperar


El presidente del consejo ha dicho que no le preocupa nada esta queja ante la Comisión Europea porque no tiene “ninguna posibilidad de prosperar” y ha insistido en que no se trata de ayudas sino de “inversiones estratégicas”. Ha señalado que la Generalitat ha invertido en Spanair por un sentido financiero, el de ganar dinero, y porque resulta una inversión estratégica para el territorio, ya que la aerolínea quiere hacer del aeropuerto de El Prat un hub (redistribuidor de vuelos).

Para justificar su argumentación, Soriano ha puesto varios ejemplos de inversiones públicas en aerolíneas privadas (citando la entrada de Caja Madrid en el accionariado de Iberia) y ha dicho que los que sí que reciben ayudas son Ryanair por volar desde Girona y Reus (Tarragona) y Vueling, por hacerlo desde Lleida.

Consejo despolitizado

El directivo de la aerolínea catalana ha señalado que, pese a la nueva aportación de dinero público a Spanair (20 millones de la empresa pública Cimalsa a Spanair) no se ha pedido que haya más representantes de la Generalitat en el consejo de administración de Spanair. Además, ha insistido en que en él órgano de gobierno no habrá políticos, sino empresarios que gestionarán la compañía de manera totalmente privada. Soriano no se ha referido, sin embargo, a las peticiones que el Govern de la Generalitat ha efectuado a los accionistas privados de la compañía para que se produzca un relevo en la cúpula, así como disponer de más representantes en el consejo para tutelar la gestión que se realice de los fondos públicos aportados.

El presidente de la compañía aérea ha señalado que en el 2011 se incorporarán nuevos consejeros independientes a Spanair y también miembros de otras aerolíneas y que lo lógico sería tener la mitad o más del consejo de empresarios catalanes y que la otra mitad esté formada por expertos en el sector.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad