Fira Barcelona demanda a su antiguo director comercial

stop

La institución denuncia ante los tribunales que Albert Planas ha incumplido el pacto de no concurrencia firmado hace casi un año

26 de mayo de 2014 (20:39 CET)

Fira Barcelona ha cumplido con sus amenazas. La institución ha presentado una demanda en los juzgados de la capital catalana contra su antiguo director comercial, Albert Planas, a raíz del nuevo negocio que el empresario ha puesto en marcha. Alega ante el tribunal que la compañía Smart Markets Events choca con el pacto de no concurrencia que el empresario firmó el verano pasado con el director general, Agustí Cordón, antes de dejar el organismo, afirman fuentes conocedoras del proceso.

El documento legal tiene una vigencia de dos años e implica que Planas no podrá iniciar un negocio que compita directamente con Fira Barcelona. El objeto social de la sociedad es, precisamente, la organización de ferias de productos y servicios. En antiguo director comercial incluso ha retomado los contactos que mantenía en la institución para conseguir poner en marcha el negocio, añaden los mismos interlocutores.

Luz verde del consejo

Los consejeros de la organización ferial han dado luz verde a iniciar la via judicial este mayo. Cordón es su principal impulsor, indican a este medio otras fuentes cercanas al empresario. Eso sí, cuenta con la unanimidad del órgano directivo. El propio ejecutivo se encargó personalmente de que todos sus miembros conocieran los pormenores de la disputa, que se gestiona desde el departamento jurídico del organismo ferial.

El director general intentó mediar en anterioridad con Planas para evitar el conflicto judicial. La mediación no dio sus frutos y se ha optado por acudir a los tribunales “para defender los intereses legítimos de Fira Barcelona”, aseguraban los portavoces de la institución en marzo, cuando se amenazó con la batalla legal.

Planas, según las mismas fuentes, contaría con el apoyo del Ayuntamiento de Barcelona y de su alcalde (la feria está sometida a la Generalitat, el consistorio barcelonés y la Cámara de Comercio de Barcelona), así como de algún miembro del consejo de administración de la institución, como el cazatalentos Luis Conde.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad