Fiscalía pide una multa de 1,3 millones para la ex dueña de Chupa Chups por un fraude en el IVA

stop

JUDICIAL

24 de junio de 2014 (20:25 CET)

La Fiscalía de Delitos Económicos de Barcelona tiene lista la acusación contra Marta Bernat, ex propietaria de Chupa Chups. El Ministerio Público exige en su escrito de conclusiones una multa 1,3 millones de euros y una pena de prisión de diez meses por un delito fiscal en grado de tentativa.

El fiscal reafirma en el escrito, al que ha tenido acceso Economía Digital, la acusación de la querella presentada en octubre de 2012. La imputada ideó un mecanismo societario en el que se alquilaba a sí misma la vivienda familiar bajo régimen de servicios complementarios --típico de casas rurales o apartamentos turísticos-- para luego deducirse el IVA soportado con gastos del inmueble y solicitar la devolución.

Mecanismo

En el centro de esta trama se sitúa la sociedad Piblat Zone, de la que Marta Bernat es propietaria. Con ella, adquirió el inmueble de la avenida Pearson, vía situada en una de la zonas más prósperas de la ciudad. Al finales de 2006, la acusada y su familia se trasladaron a vivir en la finca como arrendatarios.

El contrato estipulaba que la imputada en su condición de inquilina debía satisfacer la cantidad de 13.000 euros mensuales a la propiedad. Por su parte, Piblat se comprometía a abonar todos los gastos de mantenimiento, limpieza y reposición de enseres que se generase. “[El contrato] en realidad encubría una mera cesión para el disfrute particular de la referida vivienda por parte de la acusada”, asegura el fiscal.

Sospechas de Hacienda

La acusada, solicitó la devolución del IVA en el año 2009 por valor de 1,6 millones de euros. “Bernat fraudulentamente se interesó por la devolución de tal cantidad a sabiendas de que tan sólo procedía a reclamar la devolución de 281.000 euros”. No obstante, Hacienda descubrió el pufo antes de hacer efectivo el ingreso y frenó el pago.

El caso se encuentra ya al final del proceso de instrucción. El juzgado número 27 de Barcelona ha dictado el auto para enviar la causa a juicio. Pese a ello, el proceso se podría demorar ya que la defensa de Marta Bernat, ejercida por el letrado Cristóbal Martell, lo ha recurrido.

Una familia pudiente

Marta Bernat Serra es hija de Enric Bernat, el fallecido fundador de Chupa Chups. Junto a sus cuatro hermanos (Xavier, Ramon, Marcos y Nina) vendió también en 2006 la famosa marca del caramelo a uno de los líderes mundiales del sector, la empresa italiana Prefetti Van Melle. Nunca se hizo público el montante total de la operación, aunque se especuló con que los hermanos Bernat ingresaron más de 400 millones de euros.

Actualmente los cinco hermanos conforman el holding Bernat Family Office. Su activo más importante es la Casa Batlló, un inmueble del que son propietarios desde 1994. También están presentes en el sector del capital riesgo, han invertido en Nauta Capital, entre otros.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad