Francia cede el 0,9% de su participación en GDF Suez para hacer caja

stop

INGRESOS DE MÁS DE 149 MILLONES

El ministro de Economía francés, Emmanuel Macron (izquierda), y el primer ministro galo, Manuel Valls (derecha)

en Barcelona, 16 de junio de 2015 (09:19 CET)

El Estado francés decidió desprenderse de parte de sus participaciones en grandes compañías en el país para hacer caja y este martes ha dado el disparo de salida al plan. Los ministros de Finanzas, Muchel Sapin, y Economía, Emmanuel Macron, anunciaron el mandato de colocar el 0,9% de su participación en el gigante energético GDF Suez.

La posición de la República en el grupo presidido por Gérard Mestrallet --propietario, entre otros, de Agbar-- es una de las principales actividades privadas del Ejecutivo. Francia controla el 33,24% del capital social de una de las grandes multinacionales del mundo. Una vez termine la colocación aún será el accionista de referencia de la energética.

Colocación en tres meses

Ni Sapin ni Macron detallaron cuál es la aspiración económica con la operación. El Gobierno de Manuel Valls se limitó a emitir un comunicado a través de la agencia de participaciones estatales en el que indicaba que había "confiado a los bancos el mandato irrevocable de ceder, en función de las condiciones del mercado, un máximo de 22,08 millones de acciones" en esa compañía y en un plazo "máximo" de tres meses.

Los títulos de GDF Suez cerraron mayo con una cotización de 18,88 euros por acción. En las últimas dos semanas su valoración ha caído hasta los 16,78 euros, el mínimo anual, debido a los efectos negativos en todo el mercado europeo del encalle de las negociaciones internacionales sobre el futuro de Grecia.

Si la colocación pública se ejecutara este martes, el Estado ingresaría más de 149 millones de euros. Se estima que el giro final será mayor por la recuperación del parqué.

Colocación de activos en 18 meses


"Esta cesión se inscribe en el marco de una política de gestión activa de las participaciones del Estado, que debe permitir preservar los intereses patrimoniales y estratégicos estatales al mismo tiempo que se desprende de recursos para contribuir al esfuerzo de desendeudamiento", añadió la nota.

Macron había anunciado en octubre de 2014 que el Estado poseía participaciones en 74 empresas, por un valor de 110.000 millones de euros, y que tenía la intención de ceder entre 5.000 y 10.000 millones de euros en activos en los siguientes 18 meses. 
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad