Freixenet apuesta por ser competitiva con el valor de su marca

stop

El presidente de la multinacional asegura que su crecimiento se ha dado por cuidar “el ADN” del grupo y aplancandose en las marcas envase

El el centro de la imagen, Miquel Valls i Josep Lluís Bonet

29 de noviembre de 2012 (19:29 CET)

El presidente de Freixenet, Josep Lluís Bonet, apuesta por el valor de marca y por una internacionalización de calidad para que las empresas puedan ser competitivas y salir de la crisis económica que sacude a España.

En la III Jornada de Barcelona sobre derecho de la propiedad industrial organizada por el Centro de Economía Industrial en la Casa Llotja de Mar, el también presidente del Foro de Marcas Renombradas y de la Asociación Nacional para la defensa de la Marca (Andema) ha explicado que Freixenet ha basado su trayectoria en la idea de marca como valor añadido: "Es su ADN".

Marcas envase

En este sentido, ha indicado que la multinacional vinícola "ha rizado el rizo" y ha basado su crecimiento en el apalancamiento de marcas envase, como son el Carta Nevada y Cordón Negro, sin las cuales, ha dicho, no hubiera sido posible el liderazgo mundial que protagoniza Freixenet.

"No seríamos una marca universal de renombre de no haber aplicado la idea de marca", ha señalado Bonet, quien ha sostenido que las empresas deben llevar a cabo una internacionalización con marca para ser competitivos. De hecho, asegura que esta es la parte positiva de la crisis: que las empresa s tienen una visión internacional.

Patentes

La jornada ha sido inaugurada por el presidente de la Cámara de Comercio, Miquel Valls, quien ha indicado que las solicitudes de patentes por residentes catalanes han aumentado, si bien, tanto Catalunya como España aún están muy lejos del nivel de los países centroeuropeos.

También han participado el director-gerente de la Fundación Empresa y Ciencia de la Universitat Autónoma de Barcelona (UAB), Pere Caba, y el director de la jornada, Ramón Morral, quienes han incidido en el aumento de sinergias entre las universidades y el ámbito empresarial, y en la necesidad de invertir en investigación y desarrollo para no estar en la cola de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad