Frigo vende ‘helados clandestinos’ a precio de coste para retener a clientes VIP

stop

La marca ofrece productos de menor calidad y fuera del catálogo con descuentos de hasta el 75%

Helado Frigo para el sector de restauración y hosletería.

18 de octubre de 2012 (01:45 CET)

Frigo ha decidido dar un vuelco en su estrategia comercial frente al avance de los helados de marca blanca y de bajo coste. Unilever, que gestiona la firma de helados catalana desde 1973, ofrece a sus grandes clientes de la hostelería envases de helados de cinco litros de menor calidad y con descuentos de hasta el 75%, según ha podido saber Economía Digital.

La oferta agresiva, utilizada desde hace meses para retener a grandes clientes del sector de la restauración, se promociona con productos fuera del catálogo oficial. Mientras un envase de helado a granel de 5 litros cuesta 18.95 euros, el nuevo producto de bajo coste se ofrece entre 4 y 9 euros a clientes con gran volumen de facturación.

Venta condicionada

La oferta a precio de ganga, invisible para los clientes con facturación modesta, viene en ocho sabores: fresa, nata, chocolate, limón, sorbete de limón, straciatella, plátano y vainilla. “A veces se pierde dinero pero se retienen clientes y se gana volumen de ventas, un factor importante con el que nos evalúan desde la sede central”, explica un alto cargo de la empresa que ha pedido mantenerse en el anonimato.

Los productos a precio de coste son incluso más surtidos que los tradicionales que no disponen de los sabores de straciatella y plátano. Los vendedores intentan condicionar la compra de estos productos baratos a que los restaurantes y hoteles también adquieran otros productos mucho más rentables como vasos, conos o trufas.

Grasa y aire

Para lograr la drástica reducción de precios, empresa ha aumentado la grasa en los helados cremosos de granel (chocolate y vainilla, entre otros) y el aire en los helados de fruta, según fuentes cercanas a la multinacional.

El objetivo es obtener un producto más barato para hacer frente a la dura competencia de las marcas blancas Hacendado y Aro (que los restaurantes compran directamente en Mercadona y Makro) y de Kalise Menorquina, competidor directo.

Frigo ha rechazado las informaciones emitidas desde la propia empresa y niega que haya bajado la calidad. “Nuestro compromiso de calidad es total y en ningún caso se ha disminuido la calidad de nuestros productos. Esta afirmación está plenamente reflejada en nuestro código de principios en los negocios en el capítulo consumidores”, explicó Unilever a través de una comunicación escrita.

Los responsables de la marca calculan que el envase de cinco litros genera unos 40 helados para postre, lo que reduciría el coste a entre 10 y 20 céntimos por helado.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad