Fotografía: Danone
stop

El Mundial de fútbol alevín cierra su vigésima edición apostando por promocionar el fútbol femenino como herramienta de igualdad

Barcelona, 13 de octubre de 2019 (09:39 CET)

“Play football, change the game” es toda una proclama de intenciones de la Danone Nations Cup (DNC), la competición de alevines de referencia planetaria. La idea, según el CEO de Danone, Emmanuel Faber, es cambiar el mundo a base de pequeños gestos, de que cada uno se de cuenta de que puede tomar decisiones, aunque sean minúsculas.

Así, los 700 niños y niñas de 27 países distintos han aprendido a convivir, a conocer distintas culturas, a respetarse y a abrir su mente mientras se divertían en este mundial, que ha finalizado este sábado 12 de octubre en el RCD Stadium de Barcelona.

Tanto se quiere cambiar el juego que los capitanes de los 56 equipos de los cinco continentes se han comprometido a jugar limpio y a fomentar el fair play estampando su firma en un documento.

Pura formalidad, puesto que tanto dentro como fuera del campo se respira un ambiente de rivalidad sana, de la complicidad que surge del compañerismo. Los espectadores, muy familiares, también muestran una actitud exquisita, de jaleos y ánimos, nada de gritos, insultos ni menosprecios al rival.

Fotografía: Danone

Cambiar el juego también significa interiorizar que cada pequeño gesto cuenta. El respeto, la convivencia o la tolerancia se asimilan día a día y no se ha descuidado tampoco enseñar hábitos de una alimentación e hidratación saludable a través de varios talleres.

El fútbol femenino como herramienta de igualdad

Uno de los gestos que no es pequeño es la apuesta decidida para promocionar el fútbol femenino como herramienta de igualdad.

Para visibilizar este compromiso, este año se incorporado la primera balón de oro de la historia, la activista social Ada Hegergerb, como embajadora de la DNC, al lado del Premio Nobel de la Pax en el 2006, Muhammad Yunus, el excapitán del Barça, Carles Puyol; o el exmadridista Zinedine Zidane.

En esta vigésima edición de la DNC han participado 36.000 niñas y el objetivo, según el CEO de Danone, es que en la competición del 2025 haya paridad entre equipos masculinos y femeninos.

Fotografía: Danone

Hay que tener en cuenta que las niñas empezaron a competir hace solo tres años atrás y, tal como asegura la futbolista sudafricana Amanda Dlamini, queda mucho por recorrer, pero lo importante es que ya es imparable.

El 2020, en Indonesia, ya se verán más equipos femeninos en la fase final que los 16 de ésta. Juego limpio.

Hemeroteca

Danone
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad