Gas Natural minimiza el efecto YPF

stop

Gabarró pide al Gobierno una respuesta inteligente a la expropiación de la filial de Repsol y admite contenciosos “históricos” con Argentina por las tarifas. Sin embargo, recuerda que “son sólo 24 millones de nuestro resultado”

El presidente de Gas Natural Fenosa, Salvador Gabarró

20 de abril de 2012 (11:45 CET)

Cita en Barcelona para los accionistas de Gas Natural Fenosa en plena crisis por la expropiación de YPF y en la segunda oleada de reformas impulsadas por el Gobierno relativas al sector.

“Brufau [el presidente de Repsol] está muy tranquilo, ha levantado una empresa en Argentina y espera que la ley le dé la razón”, ha revelado el presidente de la gasista, Salvador Gabarró. Ambos ejecutivos han conversado ampliamente sobre el golpe de Cristina Fernández de Kirchner: “Repsol es una gran empresa y lo tiene todo bajo control, pero entiendan que no comente más detalles”.

La petrolera española es uno de los principales accionistas de Gas Natural Fenosa. Junto a La Caixa controla el consejo de administración. Gabarró descarta el contagio o medidas similares a las de YPF. “Tenemos unas relaciones cordiales con Argentina, aunque es cierto que sufrimos un contencioso prácticamente sistémico ya que pedimos una subida de tarifas que nunca llega”.

Preguntado por qué medidas consideraría adecuadas como respuesta a la expropiación, el presidente de Gas Natural Fenosa considera que “deben ser más inteligentes que de fuerza”. “En todo caso, que beneficien a Repsol. Un gobierno tiene que apoyar a sus empresas”. Argentina contribuye con 24 millones al ebitda de la compañía catalano-gallega, de 4.600 millones.

La estrategia, en duda

La segunda gran preocupación de los accionistas es el marco regulatorio que se avecina y que puede poner en riesgo el plan estratégico hasta 2014. De hecho, el consejero delegado, Rafael Villaseca, se ha concentrado en detallar sólo las previsiones de 2012. “No sabemos qué pasará, pero tenemos los instrumentos adecuados para corregir cualquier decisión que pueda impactarnos”.

Gas Natural saca pecho con las sinergias de la fusión con Fenosa (el anterior ejercicio fueron de 750 millones) y en el negocio internacional, que salva el beneficio. “El foco de la compañía está en la gasificación en España y en el exterior. Ajustaremos los costes en función de las nuevas medidas que apruebe el Gobierno”. Villaseca ha proclamado que seguirán “luchando” por las partes positivas “de nuestra actividad”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad