Gay de Montellà se exige una patronal con más "credibilidad social"

stop

Foment reclama un mayor esfuerzo para internacionalizar las empresas con un plan ambicioso para los próximos 35 años, para que el 40% del PIB catalán llegue del sector exterior

El presidente de Foment del Treball, Joaquim Gay de Montellà / EFE

Barcelona, 14 de diciembre de 2015 (14:09 CET)

La patronal Foment tiene claro que, pese al esfuerzo realizado, debe exigirse una mayor apertura ante la sociedad. Su presidente, Joaquim Gay de Montellà, muy activo en los últimos meses, y que se ha convertido en un defensor de los intereses de la patronal, como una organización independiente del poder político, lo ha constatado este lunes, antes de dirigirse a la asamble de socios de Foment.

"Hay que superar el descrédito del sistema institucional del mundo empresarial con organizaciones más abiertas. El reconocimiento y la credibilidad social son elementos indispensables y necesarios, y por eso más que nunca es necesaria la renovación", ha asegurado.

La idea de Gay de Montellà es que los cargos no pueden eternizarse, y que las organizaciones deben estar pendientes de la evolución de la sociedad, para lograr una mayor complicidad. "Foment ha sido siempre un actor dinámico, sólido, comprometido y generoso. Es la casa de los empresarios y empresas de Cataluña, y como tal, es una casa abierta a todo el mundo", ha precisado.

El 40% del PIB a través del sector exterior

Los objetivos de Foment, que se ha distanciado de forma clara del Govern de Artur Mas, por el proceso soberanista, con la sensación de que el Ejecutivo catalán no ha estado pendiente de los retos económicos del país, es que las empresas tracen en los próximos años un camino muy determinado: la internacionalización, la digitalización y ganar dimensión. En el horizonte un reto: "El 40% del PIB de Cataluña debería llegar por el sector exterior en los próximos 35 años", ha señalado Gay de Montellà.

En su análisis sobre la economía española y catalana, Gay de Montellà considera que la contención salarial debería poder relajarse, pero "caso por caso, en función de cada empresas y de cada sector", dejando claro que dependerá de la competitividad del tejido empresarial en su conjunto.

Crecimiento para 2016

El crecimiento final para 2015, calculado en un 3,5% del PIB para España, se considera clave, gracias a diversos factores, como la expansión monetaria del BCE, el descenso del precio del petróleo, o los bajos tipos de interés. Para 2016, la previsión de la patronal es que ese crecimiento sea algo menor, por debajo del 3%.

Ente las cuestiones pendientes de Foment está la lucha por la representatividad en las instituciones, con la patronal Pimec. También debe resolver un asunto interno, el conflicto con Cecot. Los servicios de régimen interno de Fomemt deben resolver, tras escuchar a los dirigentes de Cecot, si se expulsa o no la patronal originalmente de Terrassa.  

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad