General Motors despide a 20 empleados por los fallos en los coches que dejaron 13 muertos

stop

La compañía aprueba un programa económico para compensar a las familias de los fallecidos

05 de junio de 2014 (19:00 CET)

General Motors ha entonado este jueves su mea culpa en relación con las 13 muertes ocasionadas por una cadena de fallos en los vehículos. La empresa anunció el despido de 20 trabajadores por negligencia e incompetencia. Los errores en la fabricación de coches afectaron a 2,6 millones de vehículos.

Los errores en la cadena de fabricación pueden ocasionar que el airbag no se abra en caso de accidente. El error había sido detectado hace más de una década pero la compañía no inició una investigación exhaustiva hasta febrero pasado.

La consejera delegada de General Motors, Mary Barra, aseguró que la compañía había decidido el despido de trabajadores tras comprobar la negligencia en el proceso de fabricación, según un informe elaborado por el ex fiscal general de Estados Unidos, Anton Valukas.

Administración independiente

La consejera delegada aseguró que los fallos detectados son “demoledores y profundamente preocupantes”. La compañía informó que una entidad independiente administrará el reparto de los fondos de compensación aunque no desveló la cantidad de dinero asignada.

"Aceptamos la responsabilidad por lo que ha sucedido tomando medidas para tratar a esas víctimas y sus familias con compensación, decencia y justicia", explicó Barra.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad