Carlos Ghosn, expresidente de la alianza Nissan-Renault, bromea con Juan Carlos I en una visita a Barcelona. EFE/ Albert Olive

Ghosn usó 13 millones de Nissan para inversiones personales

stop

El expresidente de Nissan habría utilizado fondos del fabricante japonés para tapar pérdidas de sus negocios particulares

Economía Digital

Carlos Ghosn, expresidente de la alianza Nissan-Renault, bromea con Juan Carlos I en una visita a Barcelona. EFE/ Albert Olive

Barcelona, 27 de noviembre de 2018 (09:45 CET)

La prensa japonesa comienza a sacar a la luz los supuestos abusos que el expresidente de Nissan, Carlos Ghosn, cometió sobre las arcas del fabricante. Según publica la agencia Kyodo, el mandatario brasileño habría tomado 15 millones de dólares –13,26 millones de euros al cambio actual— para cubrir pérdidas de algunas inversiones personales realizadas sin éxito.

El mismo medio explica que el agujero se produjo durante la crisis financiera de 2008. Ghosn no pudo asumirlo con sus bienes, por lo que recurrió a las cuentas de la marca de coches. El regulador bursátil conocía la práctica y alertó al banco involucrado en la transacción de un posible abuso de confianza.

Sin embargo, no queda claro si los 15 millones de dólares fueron devueltos posteriormente por el dirigente o si fueron anotados a cuenta de futuros cobros.

La acusación se une a la presunta evasión fiscal cometida por Ghosn a lo largo de los últimos años y que comportó su detención el pasado 19 de noviembre después de una investigación interna de Nissan, que la pasada semana le cesó como presidente; un camino que también siguió Mitsubishi pero que postergó Renault --el otro socio de la alianza--.

Ghosn: 38 millones de euros sin declarar

Según la Fiscalía, el brasileño habría dejado de declarar unos 38 millones de euros entre 2011 y 2014, por lo que permanece en una cárcel de Tokio. Además, la prensa nipona informa de que el fabricante habría pagado dos viviendas de lujo en Río de Janeiro y Beirut para el mandatario así como también habría abonado centenares de miles de dólares en vacaciones familiares y cubierto los gastos de aviones privados para sus desplazamientos personales.

Ghosn niega las acusaciones y defiende que no tenía obligación de declarar la cifras en cuestión. Se trataba de cantidades que todavía no habían sido abonadas pero que estaban ya fechadas para que las percibiera una vez terminara su etapa al frente de la empresa, lo que abre disputas legales entre las partes sobre si estaba obligado o no a abonar impuestos por esos pagos diferidos.

Según informa el financiero Nikkei, fue el propio Ghosn quien ordenó que cerca de 1.000 millones de yenes anuales de sus ingresos fueran abonados una vez se retirara de Nissan, en la creencia de que la compañía no estaba obligada a registrarlo en las cuentas presentadas a los reguladores bursátiles. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad