Gonzalo Gortázar, consejero delegado de Caixabank. EFE
stop

Gonzalo Gortázar, consejero delegado de Caixabank, pide centrarse en la mala reputación

Madrid, 06 de junio de 2019 (17:04 CET)

Gortázar reconoce los errores de la banca y pide centrarse en la mala reputación del sector. El consejero delegado de CaixabankGonzalo Gortázar, ha reconocido que la banca se ha equivocado y ha cometido errores durante los últimos años, como las preferentes y las cláusulas suelo.

El banquero ha comentado que al sector aún se le ve como culpable de haber costado dinero a los contribuyentes en una crisis que se recuerda "dura y de la que aún perduran sus efectos", así como de no haber cuidado lo suficiente al cliente.

Así, admite que hay políticas que no deberían haberse producido, como "la comercialización de preferentes o las cláusulas suelo". "El bancario es un negocio en el que se han cometido muchos errores", ha declarado en un coloquio organizado por APD sobre el 'Presente y futuro del sector asegurador'.

Gortázar defiende que la mayoría de las malas prácticas que se percibe de la banca está relacionado con entidades que ya no existen

No obstante, se ha encargado de remarcar que la mayoría de lo que se percibe que se ha hecho mal está relacionado con entidades que ya no existen o que ahora están integradas y gestionadas por otras personas.

De hecho, ha subrayado que más que el problema, los bancos de hoy han sido parte de la solución. Según sus cálculos, a los accionistas de CaixaBank la crisis les ha costado más de 4.400 millones de euros en aportaciones a la Sareb o al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (Frob).

Problema de la reputación

Además, Gortázar ha pedido abordar el problema de la mala reputación, ya que considera que pone en riesgo la sostenibilidad del negocio. "La reputación no es buena, si bien es importante que el sector deje de quejarse y empiece a ser consciente de cómo abordar el problema, asegurándonos de que la población perciba que hay un cambio", indica.

Defiende que uno de los principales retos del sector bancario es la rentabilidad. "Tenemos que ser muy disciplinados", ha aseverado. Con esto se ha referido al Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de su entidad, que defiende que era necesario para reducir la base de costes y ser más eficientes.

CaixaBank acaba de firmar con la representación sindical un ERE para la salida de 2.023 empleados, en el que las personas que se han apuntado ya superan el número de plazas, aunque todavía no ha acabado el plazo previsto. 

"Este acuerdo nos permitirá seguir apostando por el futuro y reducir la base de costes, debido a que necesitamos no solo un modelo de ingresos potentes, sino también muy eficiente", ha subrayado. "Mayores ingresos y máxima eficiencia en costes. Este es nuestro secreto", explica.

Hemeroteca

Caixabank
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad