Grífols gana más gracias al negocio que se ha llevado a Irlanda

stop

Más inversión en I D

El presidente de Grifols, Víctor Grífols, en una imagen de archivo

04 de noviembre de 2015 (09:20 CET)

La multinacional catalana de hemoderivados Grifols ha cerrado los nueve primeros meses de 2015 con una mejora significativa de sus resultados. Más ingresos, más beneficios, más ebitda y menos deuda. Y se lo debe, en gran parte, a su división Bioscience, la gestión de la cual se ha llevado a Irlanda, según anunció hace dos semanas.

Grifols, uno de los líderes mundiales en el sector de derivados del plasma, obtuvo entre enero y septiembre un beneficio neto de 401,6 millones de euros, un 18,5% más que en los tres primeros trimestres de 2014. El Ebitda alcanzó los 856,8 millones, con un crecimiento del 11,3%.

Por lo que respecta a los ingresos, la multinacional facturó 2.871,8 millones, un 17,8% más que en el mismo periodo del año anterior. Grifols ha destacado el efecto positivo que han tenido las divisas en su facturación, especialmente el dólar. A tipo de cambio constante, los ingresos totales sólo aumentarían un 1,7%.

El 77% de la facturación, en una sola área

La división de Bioscience fue la que tiró del carro de los ingresos de Grífols, con un crecimiento del 21,3% hasta los 2.212 millones, un 77% de la facturación total de las tres áreas de negocio de la compañía. Por su parte, la área de Diagnostic aportó 509,5 millones, un 12,5% más, y la de Hospital 72 millones, un 1,4% más.

Hace apenas dos semanas, la compañía que preside Víctor Grifols anunció el traslado a su nueva planta de Dublín de su tesorería a nivel global –tiene la mayoría de su negocio fuera de España, sobre todo en Norteamérica– y de las áreas claves de Bioscience. En concreto, la política comercial, la de I D y la cadena de suministro la principal división de Grifols dependerán de Irlanda.

España, mercado residual

Por áreas geográficas, casi dos de cada tres euros que entraron en la caja de Grifols provenían de Norteamérica. Estados Unidos y Canadá aportaron 1.827,8 millones de euros de ingresos; la UE, 496,3 millones (el 17,3% del total), mientras los 469,7 millones restantes provinieron del resto de mercados. En España sólo obtiene el 5% de sus ingresos.

Grifols ha destacado también el esfuerzo inversor hecho en lo que llevamos de año. La inversión neta en I D ha crecido un 23,6%, superando los 169 millones (equivalente al 5,9% de los ingresos). Además, dispone de una "sólida posición de liquidez" que supera los 1.200 millones, con un saldo disponible en caja de 891,9 millones de euros. La deuda financiera neta ha bajado en 79 millones, hasta los 3.739 millones de euros.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad