Grífols refuerza su división de diagnóstico con la adquisición de Progenika Biopharma

stop

La compañía de hemoderivados paga 37 millones de euros por el grupo vasco

Víctor Grífols / EFE/ Alberto Estévez

04 de marzo de 2013 (11:40 CET)

Grífols ha destinado 37 millones de euros a reforzar su división dedicada al diagnóstico. Es el precio que ha pagado por adquirir el 60% del capital de la compañía vasca Progenika Biopharma. Esta empresa está especializada en el diseño y la producción de test para el diagnóstico in vitro, pronóstico de enfermedades, predicción de respuesta y monitorización de terapia farmatológica. Destaca especialmente por las pruebas que comercializa para los estudios de compatibilidad transfusional.

El grupo de hemoderivados con sede en Sant Cugat del Vallès (Barcelona) ha pagado la mitad de la operación en efectivo y el restante en acciones sin votos de Grífols, los denominados títulos de clase B. En cuanto a las acciones representativas del capital social restante, Grífols y los accionistas vendedores se han otorgado recíprocamente derechos de opción de compra y de venta por tres años. El precio de compraventa será el actual, incrementado por un interés simple del 5% por cada año que pase.

Revalorización planta de Austin (EEUU)

La relación entre la empresa de la familia Grífols y Progenika Biopharma viene de lejos. Desde 2010 los catalanes tenían los derechos de distribución mundial del test de geneotipado sanguíneo que incrementa la seguridad entre las transfusiones, llamado Progenika BloodChip. En todos los países del mundo excepto México.

La operación también significará que la multinacional catalana revalorice su planta en Austin (Texas, Estados Unidos). A medio plazo, Progenika trasladará la actividad que realiza en su laboratorio de Boston (Massachussets, EEUU) a la planta de su nuevo accionista de control.

Capital vasco

La fuerte entrada de Grífols en el capital de la vasca no significa que ésta pierda “su identidad”, según informan las dos sociedades. Para mantener su perfil de compañía vasca, el vehículo de inversión Ekarpen SPE se mantendrá en el capital y en el consejo de administración de Progenika. Participan en el fondo el Gobierno vasco, Kutxabank, Caja Laboral-Euskadiko Kutxa, Laun Aro y las diputaciones forales del País Vasco.

La operación ha sido asesorada por BBVA y la firma de abogados Osborne Clarke.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad