H&M pierde ventas en casi todo el mundo, excepto en España, Dinamarca y Holanda

La publicidad racista obliga a H&M a cerrar tiendas

stop

La polémica por anuncios tildados de racistas obligó a H&M a cerrar tiendas en Sudáfrica para evitar protestas

Barcelona, 14 de enero de 2018 (11:22 CET)

H&M está envuelto en una polémica que este fin de semana afectó sus operaciones físicas. Después de que miles de usuarios en las redes sociales criticaran a la firma sueca de moda por una publicidad que consideraron racista, la empresa se vio obligada a cerrar temporalmente varias tiendas en Sudáfrica para evitar las protestas en su contra.

La polémica dio inicio cuando H&M publicó un anuncio en el que aparece un niño de raza negra vistiendo una sudadera con la leyenda "El mono más cool de la jungla". La publicidad también mostraba a dos niños de tez blanca con sudaderas relacionadas a la jungla pero sin referencias a los primates. La lectura de quienes critican a la compañía es que el contenido es racista.

H&M se disculpó dos veces esta semana y eliminó tanto la publicidad como la sudadera de sus sitios oficiales. "Lamentamos mucho que se haya tomado esa fotografía y que se haya imprimido. Por lo tanto, no solo hemos eliminado la imagen de nuestros canales, sino también la sudadera de nuestra tienda a nivel mundial", explicó la empresa.

No obstante, en Sudáfrica las críticas virtuales evolucionaron a protestas presenciales en varias ciudades del país. Cientos de manifestantes se presentaron a algunas de las tiendas de H&M en ciudades como Johannesburgo y Ciudad del Cabo, armados con pancartas y con la energía para tirar ropa y atacar los establecimientos.

H&M: 'Creemos que el racismo, deliberado o accidental, es inaceptable'

A raíz de las protestas, H&M cerró temporalmente las tiendas afectadas. "Por preocupación por la seguridad de nuestros empleados y clientes hemos cerrado temporalmente todas las tiendas en el área", manifestó la empresa el sábado en un comunicado.

"Continuamos monitoreando la situación de cerca y abriremos las tiendas en cuanto la situación vuelva a la normalidad. Creemos fuertemente que el racismo y la parcialidad en cualquier forma, deliberada o accidental, son inaceptables", agregó H&M en su comunicación.

Las concentraciones del sábado en Sudáfrica fueron convocadas por la segunda fuerza de la oposición en ese país, Economic Freedom Fighters, cuyo líder Julius Malema comentó que la organización no se disculpará por lo acontecido en las tiendas de H&M y adelantó que atacar este tipo de comercios "es solo el comienzo".

Hemeroteca

Moda
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad