Un asistente al Mobile World Congress 2018 (MWC), consulta su teléfono móvil en la tercera jornada del congreso de móviles en Barcelona. EFE/ Andreu Dalmau

Hartos de los precios: el 30% de los clientes quiere otro operador

stop

Un informe de la CNMC detalla que gran parte de los clientes quiso cambiar de compañía el pasado año. Y señala como motivo principal los precios

Un asistente al Mobile World Congress 2018 (MWC), consulta su teléfono móvil en la tercera jornada del congreso de móviles en Barcelona. EFE/ Andreu Dalmau

Barcelona, 24 de mayo de 2019 (17:12 CET)

Que el pasado año se desató una guerra de clientes, con récords en peticiones de portabilidad (cambiar de compañía conservando el número), es algo conocido. Lo que no se sabía hasta ahora, con datos sobre la mesa, es que el número de clientes que, al menos, contemplaron un cambio asciende a 3 de cada 10 usuarios de telefonía.

En concreto, cerca del 13% de los usuarios cambiaron de operador móvil en el 2018. Otro 11,3% lo consideraron, aunque no iniciaron el trámite, y el 6,6% restante comenzaron el proceso de portabilidad, pero finalmente optaron por quedarse con su operador.

Son datos recogidos este viernes por la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia (CNMC), desglosados en la reciente oleada del Panel de Hogares correspondiente al cuarto trimestre de 2018. 

Motivos por los que querer cambiar de compañía. CNMC

¿El motivo de querer cambiar de aires? El ahorro. Más de la mitad (6 de cada 10 usuarios) lo hicieron con el objetivo de abaratar su factura. 

Otras de las razones es poder beneficiarse de la contratación de un paquete de servicios fijos y móviles (25%) y la insatisfacción con respecto a la calidad del servicio (20%).

Uno de los efectos que desató esta situación fue que la mayoría de operadores, con pocas excepciones elevó su tasa de cancelación (churn, en inglés) por cliente. O lo que es lo mismo: la infidelidad aumentó por irse a una empresa de la competencia. 

Ganadores y perdedores de las portabilidades

En el robo de clientes entre operadores, Vodafone y Orange fueron los más afectados por lo que ha clientes móviles se refiere.  La británica y la francesa cerraron 2018 como las compañías más afectadas, con un saldo negativo de portabilidades (diferencia entre llegadas y salidas) de aproximadamente 905.000 clientes de líneas móviles.

Vodafone perdió más clientes que Orange. El operador británico vio cómo cerca de 550.000 clientes del segmento móvil saltaban a la competencia, mientras que en el caso de la compañía francesa fueron 355.000 y todavía tiene que confirmar la Comisión Nacional del Mercado y la Competencia (CNMC). 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad