stop

Ada Colau se muestra reticente a renovar el consejo de la institución ferial mientras esté en vigor el artículo 155

Josep Maria Casas

Economía Digital

Ada Colau se muestra reticente a renovar el consejo de administración de Fira de Barcelona mientra esté en vigor el artículo 155. /EFE

Barcelona, 14 de noviembre de 2017 (04:55 CET)

La alcaldesa Ada Colau quería a una mujer para presidir Fira de Barcelona. Su candidata era Helena Guardans, consejera delegada de la compañía de externalización de servicios Sellbytell. Sin embargo, la misma Guardans se habría borrado. Entrará en el consejo de administración de la institución ferial, pero no será su presidenta.

Después de ver como se apagaba su apuesta personal, Colau no ha puesto objeciones para que Kim Faura, director general de Telefónica en Cataluña, sea el próximo presidente de Fira. Sustituirá a José Luis Bonet, presidente de Freixenet, que está al frente de la institución barcelonesa desde 2004.

Faura es el candidato que propondrá Miquel Valls, presidente de la Cambra de Comerç, después de haberlo acordado con el Ayuntamiento de Barcelona y con la Generalitat, según confirman fuentes conocedoras de la negociación. Como presidente de la Cambra, a Valls le corresponde proponer el candidato para la Fira. Se trata de un formulismo porque debe contar con el visto bueno previo de las otras instituciones.

Colau no ha puesto reparos a Faura. No parece que le vaya ocurrir lo mismo que a Miquel Martí, presidente de Moventia, que fue vetado hace unos meses por la alcaldesa antes de que Valls propusiera formalmente su candidatura.

El anterior consejero de Empresa, Santi Vila, también dio su visto bueno antes de que le cesaran por la aplicación del artículo 155. No consta que la Generalitat una vez intervenida haya cambiado de parecer.

Dispuestos a complacer a la alcaldesa

En círculos de la Fira y de la Cambra se asegura que estaban dispuestos a complacer los deseos de Colau para colocar a una mujer al frente de la Fira. Veían con buenos ojos la designación de Guardans si con ello se desbloqueaba la renovación de su consejo de administración. Sin embargo, las opciones de Guardans se han diluido. Las fuentes consultadas indican que se apartó y Colau no insistió. A preguntas de este diario, Guardans declinó hacer comentarios sobre la Fira. Nunca se ha pronunciado públicamente al respecto.

En el pleno de la Cambra de Comerç del próximo 23 de noviembre se aprobarán los nombres de los nuevos miembros del consejo de administración de Fira. Además de Faura y de Guardans, se propondrá a Mar Alarcón, consejera delegada de la plataforma de alquiler de vehículos compartidos SocialCar; y Pau Relat, consejero delegado de Mat Holding y presidente de la patronal soberanista Femcat. Substituirán a los actuales vocales Enrique Lacalle (Meeting Point), Enric Crous (Damm), Núria Basi (Basi) y al presidente José Luis Bonet. Todos tienen el mandato caducado.

Desde Femcat se señala que si Relat entra en el consejo de administración de Fira –en la actualidad ya forma parte de su consejo general- no será en representación de la patronal soberanista sino como miembro del pleno de la Cambra de Comerç. En realidad, la propuesta de Valls intenta contentar a sectores empresariales de diversa orientación política.

Colau frena los cambios

Los nombres para renovar el consejo de la Fira están sobre la mesa. No obstante, Colau sigue frenando los cambios. Fuentes de la negociación apuntan que la alcaldesa se muestra muy reticente a convocar el consejo general de Fira de Barcelona para elegir al sustituto de Bonet mientras esté en vigor el artículo 155.

Fira de Barcelona: Colau es reticente a renovar su consejo mientras esté en vigor el 155

Si Colau no cede, la renovación de Fira de Barcelona puede aplazarse hasta que se forme el nuevo gobierno de la Generalitat y se suspenda el 155. Esto supondría incumplir los estatutos de la institución ferial. Estos dejan bien claro que deben convocarse dos consejos generales cada año. El primero se celebró en julio y el segundo estaba previsto para diciembre.

Por su condición de presidenta del consejo general de Fira, Colau es la única que puede convocarlo. En el próximo consejo general debe renovarse el cargo de presidente y de tres vocales del consejo de administración. No obstante, la alcaldesa podría retrasarlo. En el Ayuntamiento ni lo confirman ni lo desmienten. 

Hemeroteca

Ada Colau
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad