Husa pierde 38 millones de euros en cuatro años

stop

TURISMO

07 de enero de 2013 (22:24 CET)

La situación económica del grupo Husa es delicada. La compañía que preside Joan Gaspart sufre desde hace años cuantiosas pérdidas que se traducen en, entre otras cosas, pagos retrasados tanto a trabajadores como a proveedores. Desde 2009 hasta mediados de 2012, la cadena ha acumulado 38,7 millones en números rojos. Sin embargo, la dirección del grupo se muestra confiada en revertir la situación y señalan como buen augurio el hecho de que los resultados han mejorado cada año desde entonces.

La cadena aún no ha cerrado el resultado consolidado de 2012. No obstante, hasta mediados de este año, la compañía registraba unas pérdidas de 10,8 millones de euros. "Los datos a finales de año serán mejores. El primer trimestre es siempre muy malo para las compañías del sector turístico y de la hostelería en particular", explican fuentes de la compañía.

Reformular el negocio


Como todo el sector hotelero, Husa trabaja en reformular su modelo de negocio. Durante el año pasado, la cadena ha abandonado la gestión de varios hoteles que no eran rentables en España. Sin embargo, los cierres de negocios se han compatibilizado con aventuras en el extranjero, como el inicio de operaciones en el hotel Husa Cayo Santa María en Cuba, un gigante de más de 1.300 habitaciones.

Pese al optimismo de la dirección para el resultado del 2012, la cifra parece muy lejana de los beneficios obtenidos un año antes, cuando el grupo cerro ejercicio con 9,7 millones de ganancias. El buen resultado de ese ejercicio se debió en gran medida a la plusvalía por la venta del Hotel Palace de Barcelona. Gaspart vendió el establecimiento por 68 millones de euros al fondo de inversión británico Aginyo aunque conservó la gestión. "El año pasado no hemos realizado ninguna venta patrimonial", puntualizan las mismas fuentes.

25 millones de pérdidas en dos años


En 2009 y 2010 la compañía cerró ejercicios con grandes pérdidas. En concreto, Husa obtuvo unos número rojos de 25,6 millones de euros. Sin embargo, la compañía logró reducir las pérdidas en más de un 50% hasta dejarlas en 12 millones en negativo.

La situación económica de Husa es un duro golpe para Gaspart, un peso pesado en el mundo empresarial español. Además de sus negocios privados, ocupa el cargo de vicepresidente de las patronales CEOE y Foment de Treball y es el presidente del consorcio Turisme de Barcelona y vicepresidente del Gremi d'Hotelers de Barcelona. Por otro lado, es ex presidente del Fútbol Club Barcelona y cónsul general honorario de las islas Seychelles desde 1980.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad