IAG aterriza en el Ibex por su volumen de negocio y capitalización

stop

La fusionada de Iberia y British Airways era la candidata más firme a ocupar el lugar que ya dejó la aerolínea española en el índice

08 de marzo de 2011 (17:22 CET)

El Comité Asesor Técnico (CAT) del Ibex 35 ha comunicado su decisión trimestral sobre la composición del índice. IAG -la fusionada de Iberia y British Airways- será el nuevo miembro del selectivo debido a su capitalización, próxima a los 5.000 millones de euros, y a su liquidez. El CAT también ha tenido en cuenta el volumen de negocio del grupo de aerolíneas.

Tras la salida de Iberia, el selectivo contaba con 34 miembros. El pasado 16 de febrero, cuando el CAT se reunió de manera extraordinaria y aunque las especulaciones ya apuntaban a la incorporación de IAG, al final no hubo cambios.

Renovación de flota

La incorporación de IAG al Ibex ha coincidido con una inyección aproximada de 2.500 millones de euros en Iberia para modernizar su flota de largo radio. El lunes, IAG cerró con Airbus su primer contrato para la adquisición de nuevos aviones. En concreto, se han comprando 16 aparatos A330 -ocho en firme y ocho opciones- para sustituir los modelos A340 más antiguos de Iberia y que permitirán ahorrar un 15% en combustible.

El acuerdo alcanzado con Airbus sólo cubrirá las necesidades más urgentes, pero dará tiempo a IAG para definir el futuro tamaño de la flota de gran distancia de Iberia y para decidirse por Airbus o Boeing, los constructores que se disputarán el gran contrato. La llegada de los nuevos A330 también es una ventaja para ambos fabricantes ya que podrán ultimar sus modelos estrella: el B787 y el A350, por los que Iberia ha mostrado su interés. El grupo europeo iniciará las entregas de su nuevo modelo en 2016 y el fabricante norteamericano lo hará previsiblemente en 2012.

Deshojando la margarita

Fuentes de IAG consultadas por Economía Digital aclaran que la adquisición de los 16 nuevos aviones no colocan a Airbus en una mejor posición de salida para adjudicarse el futuro 'megacontrato'. La similitud de los A330 con la actual flota de Iberia permite una mayor eficiencia en el mantenimiento y minimiza la formación específica de la tripulación, según las mismas fuentes. En contra de Boeing jugaría la larga lista de pedidos de su B787 que dificultaría la entrega en los plazos temporales contemplados por IAG.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad