IAG, el grupo surgido de la fusión Iberia-British, ganó 100 millones el año pasado

stop

La sociedad aérea recuerda que el plante de los controladores españoles le causó unas pérdidas de 71 millones

25 de febrero de 2011 (13:29 CET)

El 'holding' resultante de la fusión Iberia-British, IAG, registró en 2010 unos beneficios después de impuestos pro-forma de 100 millones de euros, frente a pérdidas de 777 millones en el ejercicio anterior según informó este jueves la compañía en un comunicado.

El grupo aéreo alcanzó un beneficio antes de impuestos de 84 millones de euros frente a pérdidas brutas de 1.158 millones de euros en el mismo periodo del ejercicio precedente.

La cifra de negocio conjunta alcanzó los 14.798 millones de euros, lo que representa una mejora del 10% con respecto al año precedente, cuando facturó 12.456 millones de euros.

Los costes por combustible alcanzaron los 3.908 millones de euros, cosa que supone un descenso del 2,7% con respecto al año anterior, equivalente a un descenso de 108 millones de euros.

En el cuarto trimestre, IAG registró unos beneficios después de impuestos de 90 millones de euros frente a pérdidas de 130 millones en el mismo periodo del ejercicio anterior.

El beneficio pro-forma antes de impuestos alcanzó los 21 millones de euros frente a unos 'números rojos' de 130 millones en el mismo periodo del ejercicio anterior, mientras que el beneficio operativo llegó a los 6 millones de euros frente a pérdidas de explotación de 114 millones en el cuarto trimestre de 2009.

Último trimestre


IAG precisa que "excluyendo alteraciones y una serie de partidas no recurrentes", habría ganado en el cuarto trimestre 196 millones de euros y destacó que el resultado se vio afectado por "las duras condiciones meteorológicas en Reino Unido y por la huelga de controladores españoles, que causaron alternaciones operativas en las aerolíneas", destacó el consejero delegado del 'holding', Willie Walsh.

Walsh recordó que el 'plante' de los controladores causó unas pérdidas de ingresos de 71 millones y concretó que además se registraron gastos no recurrentes por valor de 119 millones de euros que incluyen la dotación de una provisión para la reestructuración de Iberia, los gastos de retirada de dos aviones Boeing 747 de BA y los costes de la fusión
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad