Iberdrola denuncia los recargos políticos de la luz para rechazar una quita del déficit de tarifa

stop

ENERGIA

Igncio Sáncehez Galán

23 de febrero de 2012 (16:12 CET)

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, ha denunciado hoy que la mitad del coste del recibo de la luz deriva de recargos e impuestos generados por decisiones políticas, sobre todo subvenciones a fuentes de energía ineficientes. Estos sobrecostes ajenos a la producción son los que han generado el llamado déficit de tarifa, es decir, la parte del coste total de generar y distribuir luz que no se cubre con el actual recibo que pagan los usuarios.

Una planta termosolar, por ejemplo, vende su electricidad a la red a un coste cinco veces más alto que otro tipo de instalación más eficiente. El resultado es que los nuevos 1.300 megawatios de esa tecnología solar ya aprobados y por tanto con derecho todavía a percibir primas de esa cuantía generarán un déficit a futuro de 1.200 millones de euros.

Galán considera por tanto injusto que el Gobierno finalmente decida imponer una quita sobre esa deuda, que ahora mismo están financiando las propias eléctricas. Iberdrola cifra el coste financiero que le supone sufragar ese pasivo en 1.000 millones de euros.

Para dimensionar de otra manera esta enorme burbuja, el directivo salmantino ha cifrado el valor de las primas que tienen derecho a cobrar a futuro estas instalaciones renovables ineficientes en una cantidad equivalente a la capitalización de las tres grandes eléctricas del país juntas, es decir, la propia Iberdrola, Endesa y Gas Natural Fenosa. Dentro de esta categoría de plantas no incluye, eso sí, las primas a las eólicas, una de las principales apuestas de la empresa que dirige.

Repartir el coste

Sánchez Galán, en rueda de prensa para presentar los resultados de la empresa, ha reclamado también que otros productores de electricidad, y no solo las cinco grandes empresas del sector, financien esa deuda eléctrica.

Para atacar las causas del déficit acumulado, Galán volvió a reclamar que se detenga el desarrollo de esas plantas de tecnología termosolar ya autorizadas, y que se eliminen de la tarifa eléctrica conceptos accesorios. También aboga por incrementar "moderadamente" los llamados peajes de acceso del recibo de la luz.

Bajo los mismo criterios, Galán se ha mostrado crítico con las distintas tasas y ecotasas que están implantando algunas comunidades autónomas e insistió en que, en caso de que se quiera aplicar alguno de estos conceptos a la hidráulica o nuclear, "es preciso explicar con qué finalidad", ya que de lo contrario se trataría de un impuesto, y no de una tasa.

Sobran infraestructuras de gas

Por otro lado, Sánchez Galán asegura que "sobran infraestructuras para atender la demanda de gas del país" y calificó de "contrasentido" que se sigan haciendo algunas inversiones en el sector, ya que de lo contrario "el consumidor podría acabar pagando en su recibo" activos que no son necesarios.

Entre las infraestructuras innecesarias, a juicio de Sánchez Galán, figuran el almacenamiento subterráneo de Castor, los proyectos de regasificadoras "en el Norte y en el Sur", las ampliaciones "variopintas" de instalaciones o incluso el gasoducto de interconexión con Argelia.

De cara al ejercicio 2012, Galán considera que si se mantiene el contexto económico actual, la empresa puede aumentar su Ebitda cerca del 5% y repetir el dividendo ya anunciado sobre el ejercicio 2011, es decir, 0,32 euros por título.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad