Iberia recupera los beneficios y gana 53 millones

stop

La aerolínea destaca la mejora en todos los segmentos en el tercer trimestre

29 de octubre de 2010 (10:38 CET)

La aerolínea Iberia, que preside Antonio Vázquez,  volvió a los  beneficios en los nueve primeros meses del año con unas ganancias de 53 millones de euros, frente a las pérdidas de 182 millones de euros que registró en el mismo periodo de 2009, informó la aerolínea a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Los ingresos de explotación de la compañía aérea crecieron un 7% hasta septiembre, situándose en 3.567 millones de euros, una mejora que se percibió especialmente en el tercer trimestre del año, cuando los ingresos alcanzaron los 1.341 millones, un 14,9% más.

La facturación del tercer trimestre mejoró en todos los segmentos, y la del negocio de transporte de pasajeros tuvo un crecimiento del 13,5% gracias al buen comportamiento de la demanda en el sector de largo radio. En 'handling', los ingresos también evolucionaron al alza con un crecimiento del 2,1%.

En el segmento de carga, los ingresos de explotación aumentaron un 34,5% gracias a la mejora del precio y a un incremento del 16,9% en el volumen de tráfico, mientras que en la división de mantenimiento la cifra de negocio aumentó un 33,7% por mayor facturación en las revisiones de motor y otros servicios de asistencia en talleres.
El beneficio de explotación antes de impuestos, intereses, amortizaciones y alquileres de flota (Ebitdar) se situó en 369 millones de euros, cinco veces más que los 70 millones de euros de los nueve primeros meses de 2009, mientras que el margen de explotación sobre ingresos mejoró 9,9 puntos de enero a septiembre.

Los gastos de explotación de Iberia se redujeron un 2,6%, hasta los 3.568 millones de euros debido al menor gasto en combustible, a las medidas de contención de gasto aplicadas y al ajuste de la capacidad ofertada. El coste unitario de explotación se redujo un 1%.

La plantilla media descendió un 3,6% y los costes de personal recurrentes se recortaron un 0,7%, mientras que los gastos por alquiler de flota se redujeron un 10,4% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior.

Durante los siete primeros meses del año Iberia incorporó cinco nuevos aviones A340-600. En esta fecha había dos aeronaves del mismo modelo menos con respecto al cierre de 2009, que fueron devueltos al finalizar los contratos de arrendamiento operativo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad