Impresia concentrará en dos plantas su producción en Catalunya

stop

La dirección modificará la estructura laboral de forma gradual y pactada

Rotativa industrial

16 de marzo de 2011 (20:46 CET)

La sociedad Impresia Ibérica, que hace unos días adquirió Printer, de Sant Vicenç dels Horts, se plantea a medio plazo concentrar su actividad en Catalunya en dos centros productivos en lugar de los tres actuales, según José María Camacho, consejero delegado de Impresia Iberica y director general para Europa del grup Circle Printers.

Impresia tiene en Santa Perpètua de Mogoda dos empresas: Rotocayfo, especializada en trabajos de rotativa y Cayfosa, que realiza tareas de encuadernación y otros manipulados gráficos. Entre las dos suman más de 800 empleados. A su vez Printer, con unos 400 trabajadores, realiza ambos trabajos en su planta de Sant Vicenç dels Horts. En este sentido la idea de los nuevos propietarios es “realizar a medio plazo una consolidación industrial” de forma que de tres centros de producción se pase a dos. Uno especializado en trabajos de rotativa y el otro en libros y encuadernaciones. No obstante, Camacho indica que “esto, que está en estudio, se realizaría a medio plazo: en dos o tres años”.

Para el máximo responsable de Impresia, la concentración en dos plantas de su producción en Catalunya “no tiene que tener a corto plazo ningún efecto dramático en el ámbito laboral”. En este sentido, Camacho ha manifestado: “esta empresa nunca ha realizado un ERE y nuestra intención es no efectuar ninguno”. En los casos en que por motivos de producción se han tenido que tomar medidas laborales, “Impresia las ha adoptado de manera negociada individualmente e intentando que sus efectos no fuesen traumáticos”.

Evitar duplicidades


El grupo comprador de Printer se centrará a corto plazo, en evitar duplicidades de servicios como la gestión financiera, comercial y administrativa.

La concentración en dos plantas de la producción que Impresia tiene en Catalunya supondría para Camacho “un ahorro importante en estructura, en costes fijos”, y pone ejemplos :“no es lo mismo mantener dos locales que tres, o tener generadores para dos plantas que para tres”.

En todo caso el máximo responsable de Impresia enmarca las decisiones empresariales futuras en la situación del sector de las artes gráficas en España, con una caída importante de la demanda de productos con papel como soporte y en unos costes cada vez más altos en materia primas.

“Es evidente que Arvato Print, del grupo Bertelsmann, los anteriores propietarios, no vendieron la sociedad por pensar que la sociedad tuviese tal como iba un futuro muy brillante, sabía que o realizaba una dura reestructuración o la alternativa era vender a un grupo que pudiese optimizar, no sin grandes esfuerzos la actual actividad”, asegura el directivo.

El máximo responsable de Impresia envía un mensaje a la plantilla de Printer en el sentido de que “aunque con el contrato de compra nos hemos subrogado los pedidos que tenía la empresa, los clientes nos los hemos de ganar cada día, con calidad y máxima atención”.

Camacho vincula la expectación que ha suscitado en el sector de las artes gráficas la compra de Printer “a la importancia del sector. En España es el cuarto ámbito industrial y ha causado morbo esta operación de compra”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad