Inditex emerge como cantera de ejecutivos para Gobierno y empresas

stop

El Corte Inglés, Mango o Esprit fichan a ex directivos de la multinacional para liderar sus proyectos

Pablo Isla, presidente de Inditex, y tienda de Zara | EFE/ED

24 de junio de 2013 (20:36 CET)

Inditex no sólo sienta cátedra en el Gobierno de Mariano Rajoy, que estudió el modelo de la compañía textil para mejorar la eficiencia de la administración del Estado. Los directivos de la multinacional fundada por Amancio Ortega también cotizan al alza a la hora de ocupar puestos de responsabilidad tanto en la empresa privada como en instituciones públicas.

En los años de la crisis, distintos cargos de Inditex han cambiado de camiseta para encabezar proyectos en otras compañías. También el Gobierno ha fichado a ex ejecutivos de la multinacional. A comienzos de julio se cumplirá un año de la toma de posesión de Carlos Espinosa de los Monteros, el que fuera vicepresidente de Inditex, como Alto Comisionado de la Marca España.

Espinosa fue designado para pilotar el proyecto estrella del ministro de Asuntos Exteriores José Manuel García-Margallo. El cargo que ocupa, que no incluye remuneración, solo indemnizaciones por los gastos ocasionados en el desempeño de sus funciones, fue creado expresamente por el Gobierno en 2012 para impulsar la promoción de la imagen de España en el exterior. En definitiva, para planificar la estrategia de la Marca España. El asiento vacío de Espinosa en Inditex lo cubrió José Arnau Sierra.

Esprit completa su cúpula

Mayor ha sido el tráfico de anteriores ejecutivos de Inditex hacia otras empresas. Un caso significativo es el del grupo de distribución de moda Esprit. La compañía con sede central en Alemania --aunque cotiza en la bolsa de Hong Kong-- se hizo con los servicios de José Manuel Martínez Gutiérrez el pasado verano, el que fuera director de distribución y operaciones del grupo de Amancio Ortega.

Meses después, en marzo de este año, Esprit completó su cúpula con otros tres directivos de Inditex, Elena Lazcanotegui, José Antonio Ramos y Juan Chaparro, este último procedente de Carrefour pero con un largo pasado en la multinacional que preside Pablo Isla.

El grupo alemán conformó este equipo directivo para conducir su plan de reestructuración. La empresa cerró los seis primeros meses de su ejercicio fiscal con unas pérdidas de 45,85 millones de euros, informa el portal Modaes.es. Ahora trabaja en un nuevo plan de negocio para dar un vuelco a estas cifras en los próximos cuatro años. A la cabeza de la reestructuración, cuatro ejecutivos con pasado en Galicia.

Mango busca antídoto a Bangladesh


Mango, la multinacional catalana, fue otra de las empresas que tejió puentes con antiguos ejecutivos de Inditex. En este caso, con Javier Chercoles Blázquez, que fue director del departamento de Responsabilidad Corporativa del grupo gallego entre 2001 y  2010.

El grupo propiedad de Isak Andic, según reconocieron fuentes de la empresa a Economía Digital, negoció la incorporación de Chercoles poco después del incendio del centro textil en Bangladesh, uno de los mayores accidentes laborales del país en los últimos años.

Javier Chercoles, precisamente, fue el encargado de establecer el Código Ético Interno de Conducta del grupo de Amancio Ortega, cuyo pilar fundamental era garantizar el respeto por los derechos fundamentales de los trabajadores.

De Lefties a El Corte Inglés


El Corte Inglés también encargó la transformación de su área de moda a un ejecutivo con pasado en Inditex. José Luis Pavia, que ocupó puestos directivos en C&A, se incorporó al grupo presidido por Isidoro Álvarez el 1 de febrero para convertirse en el responsable del negocio textil de la compañía.

Pavia estuvo estuvo al frente de Lefties, la cadena del grupo Inditex que inició su actividad como outlet de Zara, entre 2005 y 2010. También dirigió la división de moda infantil de Zara y formó parte del equipo directivo de Pull&Bear.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad