Inspección de Trabajo asegura que la embotelladora de Coca-Cola vulneró el derecho de huelga

stop

El organismo laboral califica la conducta de la multinacional de ilícita durante los paros convocados en Palma en protesta por el ERE

04 de junio de 2014 (11:08 CET)

Nuevo revés a la embotelladora de Coca-Cola. La Inspección de Trabajo asegura que la compañía vulneró el derecho de huelga de la plantilla de Palma. Los hechos se remontan al pasado febrero, cuando se convocaron paros en la planta en protesta por el expediente de regulación de empleo que había anunciado la multinacional, así como el cierre de cuatro factorías.

Ahora, cuatro meses después, el organismo laboral da la razón al comité de empresa que denunció la situación, según ha informado UGT. Inspección de Trabajo califica la conducta de la embotelladora de “ilícita” y asegura que supone una “infracción muy grave” por la que podría ser sancionada con hasta 187.515 euros. UGT califica la postura del organismo como una “primera victoria moral” en su lucha por frenar un ERE que tacha de “inaceptable”.

Juicio visto para sentencia

Este martes se celebraba el juicio de procedimiento de despido colectivo tras una falta de acuerdo entre las partes durante el periodo de consultas. Tanto los sindicatos como la dirección han mantenido sus posturas y no ha sido posible una conciliación. Ahora, el juicio queda visto para sentencia que se espera que se haga pública en un par de semanas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad