Instan el desahucio de la fábrica de Cacaolat en el Poble Nou

stop

La marca prepara en ERE temporal en Zaragoza y no suministrará a los súpers por falta de fondos para comprar envases

08 de abril de 2011 (08:45 CET)

A Cacaolat, sociedad del grupo Nueva Rumasa en concurso de acreedores, le crecen los problemas. La propietaria de la planta de Barcelona, Proactiva, ha instado su desahucio por impago de los alquileres,  y la planta de Zaragoza presentará un ERE temporal para 106 trabajadores por no poder comprar envases de tretrabrik, según publican Expansión y La Vanguardia.

En el primer caso, el desahucio lo ha pedido Proactiva-BCN-La Marina, un fondo inmobiliario que compró el año 2007 la planta de Cacaolat por 97 millones con el objetivo de construir en el solar del Poble Nou 320 viviendas en 2012. Mientras, la sociedad pactó con Cacaolat que siguiese en los locales a cambio del pago de un alquiler elevado, de 400.000 euros mensuales,  con la condición de que la fábrica debía abandonar el local en 2010. El pago de los alquileres se cumplió sin problemas hasta 2010, cuando empezaron los retrasos, al tiempo que Cacaolat pidió poder utilizar la planta hasta 2011. Parte de la deuda acumulada se pagó en diciembre de 2010, pero Clesa, la matriz de Cacaolat, debe a día de hoy dos millones al fondo, lo que ha comportado que dicho grupo pida el desahucio.

De paso, Proactiva ha pedido responsabilidades a las dos sociedades que ejercieron de garantes en la operación: Dhul y Nueva Rumasa.

Como colofón, al ver los problemas de cobro de los últimos meses, Proactiva decidió ejercer el derecho de venta que obligaba a los vendedores a recomprar la planta, con un precio estipulado de 115 millones. Como la filial de Nueva Rumasa se negó a aceptar la exigencia, Proactiva reclama una indemnización de 45 millones.

Suministros comprometidos

Pero es que además, Cacaolat tiene más dificultades. Una es el suministro de envases, lo que ha hecho que la dirección de la sociedad anuncie que presentará un ERE temporal de seis meses para los 106 operarios de la planta de Utebo, en Zaragoza.

Por lo tanto, la empresa de batidos dejará de vender en los súpers y se concentrará en suministrar a la hostelería usando los envases de vidrio retornables.

Se ha de tener en cuenta que los envases en tetrabrik se fabrican en Zaragoza y el resto de la gama de productos destinada a supermercados los producía Clesa, la matriz, en situación de suspensión de pagos y paralizada desde hace dos semanas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad