El presidente de Mango, Isak Andic, en una imagen de 2015. EFE/Marta Pérez

Isak Andic da carpetazo a la aventura en Banc Sabadell

stop

La mayor fortuna de Cataluña y propietario de Mango vendió el pasado mes de diciembre las últimas acciones que le quedaban a través de la sociedad que compartía con los Lara

Barcelona, 16 de octubre de 2018 (04:55 CET)

Otrora primer accionista del banco, Isak Andic dio por finiquitada en 2017 toda su inversión en Banc Sabadell. La primera fortuna de Cataluña y propietario de la cadena de moda Mango  alcanzó a ostentar el 7,5% de la entidad y hasta 2013 se sentaba en uno de los sillones del consejo de administración, pero las constantes ampliaciones de capital y la caída de la acción diluyeron su presencia, que se desvaneció por completo el pasado mes de diciembre.

Según las cuentas de Mayor Vent SL, una de las empresas patrimoniales del magnate, el 5 de diciembre vendió la participación que ostentaba en Famol Participaciones, la sociedad en la que estaba asociado con la familia Lara (Grupo Planeta) y la familia Folch (Industrias Titán) para controlar algo más del 1% de la entidad. Su participación en el vehículo inversor era del 40%.

Se trata del paso definitivo de una retirada que comenzó a finales de 2016, cuando el empresario vendió 11,2 millones de acciones de la entidad por 15,61 millones de euros. La venta del paquete principal se produjo en marzo de 2017: se deshizo de 92,01 millones de acciones a un precio medio de 1,43 euros, ingresando 131,6 millones.

Andic escogió un buen momento para vender sus acciones del Sabadell

La cifra ingresada sirvió para cancelar una deuda bancaria de 122 millones, después de ver como el activo se deterioraba mes a mes al estar las participaciones adquiridas a, al menos, el doble de los 1,26 euros por acción en los que se mueve la entidad a día de hoy.

De hecho, las acciones que ostentaba Famol se compraron por 6,09 euros frente a los 1,7 euros que rondaban en diciembre de 2017. La reducción es del 72,09%.

Sin embargo, Andic escogió un buen momento para desprenderse de su participación en el valor. Su ya pequeña porción del pastel se vendió a lo largo de un año en el que la acción del banco creció por encima del 25%.

Los Lara también venden para aliviar deudas

Por diferente motivo, los socios del magnate de la moda también andan de retirada en el Sabadell. Acuciados por una deuda de 700 millones de euros, los Lara vendieron en los últimos meses el 2% que poseían: 140 millones de acciones --se quedaron con un pequeño remanente-- por alrededor de 200 millones de euros, explicaron fuentes financieras a Economía Digital.

Los activos se traspasaron a un banco de inversión para que los repartiera entre fondos y clientes, señalaron las mismas voces. La cantidad percibida irá directamente a pagar a los acreedores financieros, entre ellos el propio banco.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad