Javier Cottet: ''Si os preocupan los manteros, dadles comida y alojamiento en el Camp Nou''

stop

El empresario, consejero delegado de Cottet Óptica y Audiología, dispara munición gruesa contra Ada Colau y su política económica. Imperdible

Barcelona, 13 de febrero de 2016 (01:00 CET)

Hace unos meses, Javier Cottet se encontró con Artur Mas en una recepción y le dijo: "President, si vamos a ser todos más felices, más ricos y los problemas desaparecen, entonces, ¡firmo por la independencia!". "Ets un gamberru", le contestó entre risas Mas. Ambos se conocen desde hace años, cuando empezaban sus respectivas carreras profesionales.

Así es Cottet, divertido y directo, un empresario que sabe lo que quiere y lo reclama a quien considere oportuno. En octubre de 2015 terminaba su mandato ("solo cuatro años, como una legislatura", puntualiza) al frente de Barnacentre, la asociación de comerciantes del centro de la capital catalana, y lo hacía enfadado.

"Decepcionado es mejor", matiza de nuevo, "me marché muy decepcionado, sobre todo con (Xavier) Trias y su equipo, que demostraron no tener sensibilidad alguna hacia los comerciantes. Son cero business friendly, cuando pensamos que serían ellos quienes nos ayudarían con nuestros problemas".

Misiles a Colau

Cottet, maticemos nosotros ahora, es el consejero delegado y director general de Cottet Óptica y Audiología, la cabeza visible de una gran empresa familiar cuya principal tienda está en la calle Portal de l'Àngel, en Barcelona. Como tal, dice que sufre a diario y de manera directa las políticas comerciales y turísticas del ayuntamiento de turno.

https://www.economiadigital.es/uploads/s1/36/24/37/cotet-petit2-62437.jpg?t=1455218907

Y si con Trias es duro, imaginaos lo que dice de Ada Colau. "Lo malo de CiU es que esperábamos más de ellos, con los de Colau ya sabemos a qué atenernos". Las críticas contra el anterior alcalde de Barcelona las centra en que "no buscó acuerdo en los horarios comerciales, ni protegió al comercio emblemático y encima quiso descentralizar el turismo, cuando el centro de Barcelona vive del turismo".

Hacia Colau y su equipo las críticas son más directas. La pista de hielo de plaza Catalunya, por ejemplo, es ya motivo de controversia.

"Es fácil: en dos meses pasaban por la pista 750.000 personas, gente que compraba también en nuestras tiendas y a la que regalábamos entradas. Colau la quitó –de lo que encima nos enteramos por la radio- y en enero hemos contado a 2.000 personas al día. Hagan cuentas, no salen, ¡pero es que con este ayuntamiento no van a salir las cuentas nunca!"

"¿Sabías que Colau tenía un proyecto que pretendía prohibir aparcar a las motos en la plaza Catalunya... ¿Están locos o qué?".

"Tienen una incultura económica brutal"

Charlar con Cottet es divertido porque expresa lo que muchos piensan de manera muy detallada. Es irónico, se ríe de todos, incluido él mismo, y sabe de lo que habla.

"Quiero que quede claro que creo que los de Colau son buenas personas, muy muy buenas personas, son gente que cree que puede cambiar el mundo, de verdad se lo cree, quieren hacer el bien. Y eso mismo es peligrosísimo, porque están súper motivados y tienen una incultura económica brutal, encima se creen que están en posesión de la verdad absoluta y tienen unos prejuicios enormes; sólo por llevar corbata ya te miran mal".


Contra los manteros

Para argumentar sus palabras pone un ejemplo: los manteros. Sí, hemos avisado, Cottet no elude ni una controversia.

"Los manteros, claro que sí, lo pasan fatal, son personas que sufren de verdad. Pero yo no me puedo permitir mantenerlos. Pago un alquiler altísimo en una de las calles más caras de España y resulta que tengo la puerta de la tienda llena de manteros que encima venden gafas sin calidad a precio de saldo".

"Si estáis tan preocupados por los manteros les dais de comer y los alojáis en el Camp Nou, pero no les dejéis cometer ilegalidades, ¡que están estafando a todos, incluido al Estado!". Su discurso, dice, va calando entre algunos miembros del ayuntamiento. No por voluntad, sino por necesidad.

"Este martes nos reunimos con Gala Pin y nos dio la razón en parte. Parece que empiezan a ver la realidad. Es que es alucinante, vienen de un mundo irreal, no han trabajado nunca, Colau es la madrina de Oz, no sabe que para gastar primero hay que ingresar, y ese es un principio básico de la economía".

Tras las críticas, entona cierto mea culpa y añade: "nos tendríamos que preguntar qué hemos hecho tan mal para merecernos esto".

Reinvindicación del inglés 

¿La corrupción, sin ir más lejos? Hablamos de corrupción, claro, pero prefiere ir a cuestiones mucho más detallistas. Criado en una familia bien -de tres hermanos y una hermana- estudió en el Saint Paul's School, una escuela de élite en la que el inglés es lengua vehicular. Así que no es extraño que considere que el nivel de inglés sea uno de los lastres de este país.

"No es un problema solo de Barcelona o de Cataluña, es un problema de toda España, aquí no se habla bien inglés y eso es vergonzoso, sobre todo para el comercio destinado al turismo".

Cottet está casado y tiene tres hijos a los que lleva a esquiar siempre que puede. Le encanta la nieve y Baqueira Beret es su estación favorita (y la de todos los esquiadores que saben de nieve). Le gusta también la bici y es de esos locos del correr. "Bueno, eso ya no, antes corría, sobre todo en montaña, pero me he roto los meniscos y ya no puedo".

La lesión es típica, sobre todo cuando nos aficionamos a trotar por la montaña o sobre asfalto a cierta edad... Pero volvamos a la charla.

El legado familiar 

Ese clásico letrero verde con las letras Cottet en cursiva son, además de una potente marca, un apellido. Ya lo han visto. Un apellido de origen francés, que proviene de su bisabuelo, Constantino Cottet, quien llegó a Barcelona para la Exposición Universal de 1888 y en 1902 decidió establecerse en la ciudad para siempre. Su primera tienda fue en Portal de l'Àngel.

Hace dos años la empresa superó un concurso de acreedores y ha pasado a manos de su familia al 100%. "Somos la cuarta generación", comenta orgulloso, para puntualizar que en las dos últimas cuentas de resultados, en 2014 y en 2015, la empresa ha ido creciendo por encima del mercado, sobre todo por la reestructuración y los nuevos proyectos.

Entre estos se cuenta la política de franquicias –ya tienen tres- y la internacionalización –han empezado por Andorra pero apuntan hacia Latinoamérica-. Además, en 2009 crearon Cottet Audio que ha crecido desde el primer día.

¿Se viene la quinta?

Con estos datos y con tres hijos, la pregunta es casi obligada: ¿habrá quinta generación Cottet?

"¿Si habrá quinta generación propietaria de Cottet? Sí. Pero, lo más importante: ¿habrá quinta generación trabajando en Cottet? Eso, se lo tendrán que ganar; primero, que trabajen fuera y aprendan".

Habíamos avisado, Javier Cottet es directo. Y cuando alguien tiene las cosas tan claras, dispara hacia todos, incluido los suyos. "Claro, es que yo empecé en los almacenes por las mañanas mientras estudiaba Derecho por las tardes".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad