Jorge Lasheras ‘se va’ a Marruecos de la mano de Tián de Pascual

stop

El bufete De Pascual & Marzo aspira a ser el asesor legal de pymes en el país

De izquierda a derecha, Tián de Pascual y Jorge Lasheras en el despacho

01 de septiembre de 2013 (20:44 CET)

El ex presidente de Yamaha España, Jorge Lasheras, ha decidido recuperar su faceta jurídica en su nueva etapa profesional. El empresario se incorporó a principios de año a De Pascual & Marzo Abogados y ahora está plenamente vinculado en la estrategia de expansión del grupo en Marruecos. La plaza que inauguró el letrado Tián de Pascual a finales de 2012.

El bufete tiene presencia desde hace cinco años en la zona, pero no fue hasta que De Pascual aterrizó en la ciudad de Casablanca que contó con oficinas propias en el país. Lasheras asegura que Marruecos ya está en el radar del empresariado español, cuyos niveles de exportación son cada vez más grandes. Es la puerta de entrada de África, una zona en expansión, y está relativamente cerca de España, dos grandes atractivos a la hora de internacionalizar.

Foco en las pymes

“Nuestro papel es asesorar jurídicamente a todos los empresarios que quieren venir al país”, afirma De Pascual. Su trabajo se centra especialmente en pymes, quienes sufren los mismos problemas que las grandes multinacionales al iniciar una actividad en el país pero cuentan con la menos de la mitad de su presupuesto.

“Nos queremos convertir en el bufete de referencia de las pymes en el país”, afirma Lasheras. Tanto las españolas como las italianas, portuguesas e incluso de Estados Unidos, nacionalidades que ya forman parte de su cartera de clientes.

Expansión

Actualmente existen 860 empresas españolas con presencia en Marruecos, 200 de ellas con una delegación física en el país. “España es su primer socio comercial, por delante de Francia”, señala Lasheras. Una oferta que no quieren desaprovechar. De Pascual & Marzo ya tiene planes de expansión.

A finales de este año plantean una ampliación de personal en la delegación. “Si nos entran dos o tres proyectos nuevos nos faltarán manos”, añade. Un escenario que convierte la oficina de Marruecos en un centro cada vez más estratégico para el bufete catalán.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad