Josep Maria Tarragó toma la dirección de Carbures para superar la crisis del grupo

stop

El hasta ahora consejero delegado, Rafael Contreras, pasa a ser presidente no ejecutivo de la compañía

Josep Maria Tarragó y Rafael Contreras | ED

20 de octubre de 2014 (17:18 CET)

Carbures ha materializado la renovación de la directiva con la que intenta dar carpetazo a las dudas vertidas por la auditoría de PwC sobre su viabilidad. El hasta ahora vicepresidente operativo del grupo, Josep María Tarragó, se ha convertido este lunes en el nuevo consejero delegado. Releva en el cargo al primer accionista de la firma, Rafael Contreras, quien se quedará en la sociedad como presidente, un cargo representativo.

El baile de sillas se ha llevado por delante al responsable de representar institucionalmente Carbures hasta la fecha: Carlos Guillén. El empresario ha presentado su renuncia y ha anunciado que dejará definitivamente la compañía cuando se hayan incorporado los consejeros independientes para incrementar el control externo sobre la viabilidad del negocio.

Comisión de gobierno corporativo

Para finalizar con la reestructuración en la cúpula, se ha creado la comisión de gobierno corporativo. El encargado de tutelarla será Juan Juárez, quien lleva más de dos años en la dirección de la firma. Tiene como objetivo principal implementar y aplicar las normas de buen gobierno corporativo marcadas por la CNMV.

Carbures tiene la necesidad de modificar sus estatutos si quiere abandonar el Mercado Alternativo Bursátil (MAB), cuyo valor está suspendido desde el 8 de octubre, y dar el salto al Mercado Continuo. Este es el plan que está sobre la mesa desde hace tiempo pero que en los últimos meses se ha adelantado ante las incertidumbres del mercado sobre el negocio de Carbures.

La figura de Contreras

Contreras estaba en el centro de las dudas señaladas por PwC sobre el cierre de 2013. En la red de empresas que hacían negocio con Carbures aparecían relaciones vinculadas entre los ejecutivos, por lo que algunas de esas compañías se debían consolidar como negocio interno en lugar de externo en los resultados. De aquí el apunte del auditor.

Fuentes de la compañía aseguran que el cambio en la contabilidad ya está aplicado en el ejercicio en curso. Indican que la discrepancia en el criterio es habitual en una empresa pequeña y que las adaptaciones eran del todo necesarias por el tamaño actual del grupo.

Ex gerente de Ficosa

Tarragó entró en la compañía en enero de 2012. Su fichaje tuvo un marcado carácter ejecutivo, ya que era el perfil ideal para gestionar el grupo en su etapa expansiva y dar el salto al Mercado Continuo.

El empresario tiene experiencia en el sector. Desarrolló su carrera profesional en una multinacional local de la que era propietario: Ficosa. Las discrepancias sobre el reparto del capital del grupo familiar, que acabaron en los juzgados, propiciaron su salida de la firma. Ahora, ha dado carpetazo a la guerra abierta con sus primos hermanos, los Pujol, con la entrada de un tercero en Ficosa: Panasonic.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad