La agresiva oferta de todo a 50 céntimos reabre el malestar en 100 Montaditos

stop

Los franquiciados de la cadena de restauración se quejan de que el beneficio se desploma con una promoción que roza el precio de coste

Local de 100 Montaditos en Miami Beach, Estados Unidos.

11 de enero de 2015 (22:20 CET)

Regresa la guerra del montadito. Restalia, la cadena de comida rápida española que ha experimentado un enorme crecimiento y que cuenta con locales en nueve países (España, Portugal, Italia, Bélgica, Estados Unidos, México, Guatemala, Chile y Colombia), ha ordenado a los locales 100 Montaditos la aplicación de una oferta agresiva que ha levantado malestar entre los franquiciados.

La cadena ha decidido el regreso de la promoción de montaditos a 50 céntimos, un precio que, según explican los franquiciados de Restalia, roza el precio de coste del montadito y derrumba los ratios de beneficio de los resraurantes. La oferta se aplicará en los locales 100 Montaditos todos los lunes, día de menor consumo de la semana.

Los franquiciados presionaron a la marca para que retirara la promoción en diciembre pasado por considerar que el consumo en ese mes había repuntado y que no eran necesarias ofertas agresivas para atraer público. La compañía presidida por el empresario José María Fernández Capitán aceptó la retirada de la campaña pero ha dado instrucciones para su aplicación de nuevo desde este lunes.

Ganadores y perdedores

Los franquiciados explican que las ofertas agresivas de Restalia han tenido buen resultado en la facturación, pero matizan que el modelo de negocio de la franquicia hace que el aumento de consumo termine perjudicando el beneficio del franquiciado. Restalia es proveedor directo de varios productos, por lo que gana más dinero mientras aumente la facturación.

Pero las ofertas agresivas terminan perjudicando a los gestores de los locales, según explican algunos franquiciados. El coste de unidad por montadito roza los 50 céntimos, según los gestores, lo que termina por lastrar los resultados de los locales. "Nos exigen que bajemos los precios a 50 céntimos pero tenemos que pagar la mercancía y los cánones a la marca al mismo precio. Es decir, el esfuerzo lo hacen de nuevo los franquiciados y tenemos que trabajar incluso con riesgo de pérdidas", explica el responsable de un local.

Ofertas también miércoles y domingos

La compañía, que en enero del año pasado anunció una nueva estrategia para comenzar a competir por calidad y no por precio, asegura ahora que la esencia de Restalia es la de mantener ofertas y promociones especiales. La marca ha explicado a este medio que la mayoría de empresarios está a favor de las promociones y que si hay algún establecimiento descontento con la oferta de 50 céntimos es porque tiene una enorme afluencia de público todos los días de la semana.

Algunos locales han comenzado a cerrar los lunes por considerar que es el día que más perjudica sus operaciones, según han explicado los franquiciados. Restalia ha tenido que lidiar con la creación de dos asociaciones de franquiciados cuya principal reivindicación es la eliminación o atenuación de las ofertas. Además de la promoción de los lunes, la compañía mantiene todos los montaditos a un euro los miércoles y los domingos. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad