La ausencia de extraordinarios desluce el semestre de Repsol

stop

La petrolera subraya que el beneficio ajustado ha crecido un 35%, hasta 1.240 millones

El presidente de Repsol, Antonio Brufau, en una imagen de archivo

30 de julio de 2015 (08:30 CET)

El beneficio neto de Repsol se ha reducido en la primera mitad del año. Las ganancias de la petrolera se han situado en 1.053 millones de euros, el 20,6% menos que en el mismo periodo de 2014.

Y, ¿por qué? Según ha subrayado la propia compañía este jueves, la caída se debe al impacto extraordinario, en las cuentas del pasado ejercicio, de la venta de las acciones de YPF y el negocio de gas natural licuado (GNL).

El beneficio neto ajustado, es decir, el calculado en base a la valoración de los inventarios a coste de reposición, han aumentado un 35%: ha ascendido hasta los 1.240 millones de euros. 

El Talisman de Repsol

Se trata de las primeras cuentas de Repsol que incorporan los negocios de Talisman, después de que la petrolera cerrara la compra de la firma canadiense el pasado 8 de mayo, fecha desde la que consolidan sus actividades.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad