La cadena Nice Things arrasa ya en la red más que en la calle

stop

La tienda 'on line' de la firma textil vence en noviembre en volumen de ventas al mejor de sus 56 establecimientos

Una tienda Nice Things | ED

30 de noviembre de 2014 (19:32 CET)

En apenas dos años y medio, la tienda on line de Nice Things se coronará como la número uno en ventas este noviembre, superando a la mejor de las 56 tiendas físicas de la cadena --entre España, Francia y Portugal--. Esta victoria de la red frente al negocio tradicional es una muestra de que los hábitos de consumo cambian y de que el miedo a comprar por internet desaparece con el paso del tiempo.

“Al cierre de este noviembre, será la primera vez que la tienda on line venderá más que las físicas. Además esta temporada ya se ha colado en el top three de ventas dentro de la cadena”, explica el responsable de estrategia digital y e-commerce de Nice Things, Borja Santaolalla.

Adiós al miedo de comprar por internet

Esta compañía familiar --creada por Paloma Santaolalla y Miguel Lanna en 1995-- que cerraba el pasado ejercicio con una facturación de 26 millones euros, asegura que el canal on line en España superará este mes en ingresos un 15% al establecimiento a pie de calle que más vende.

Entre los principales motivos de este impulso del comercio electrónico, Santaolalla subraya algunos factores como las facilidades en las devoluciones, la comodidad que supone comprar desde casa, que los pagos por internet son muy seguros y los esfuerzos de las marcas por comunicar más y mejor. “Todo esto al final cala en el cliente”, señala.

Francia y España, los principales mercados

Sin embargo y a pesar de este crecimiento, en Nice Things hay otros países que superan a España en el canal on line. Francia representa el 37% de las ventas en internet de toda la cadena, frente al 28% de España. “El negocio on line es cada día más internacional”, matiza el responsable de esta área de la firma. Por ello, a Francia y a España les siguen otros tres países como Italia, Alemania e Inglaterra, que representan en torno al 10% del total de ventas on line cada uno.

Una línea exclusiva para la web

Tal ha sido el impulso de este negocio dentro de la cadena que la firma ya prepara para el próximo año una línea exclusiva para la web. Con una primera prueba estas Navidades mediante una selección de productos que se comercializarán únicamente a través de internet, la cadena creará una colección propia para la tienda on line con un producto artesanal fabricado en Barcelona. “La web es como una plataforma de pruebas que permite lanzar productos en determinados países y ver cómo reacciona el consumidor a ellos”, señala Santaolalla. Asimismo, Nice Things también valora aumentar la familia con otra línea dedicada al hogar.

Pero, de momento, el grueso del negocio de Nice Things se encuentra en las más de 1.000 tiendas multimarca en las que está presente la firma en diferentes mercados. El 60% de la facturación global se obtiene por este canal. La compañía estudia diferentes países en los que aumentar su presencia, entre los que suena con fuerza México. La firma se adentra en un nuevo mercado primero en puntos de venta multimarca para, después, en aquellos casos en los que considera adecuado abrir tiendas propias. Así ocurrió en Francia y también podría ocurrir en Italia.

El objetivo de la compañía es reducir poco a poco las tiendas que tiene bajo el modelo de franquicia y apostar por establecimientos propios, siendo Barcelona el eje principal en España. “Hay que tener puntos de venta en ubicaciones buenas, pero dando un papel importante también al e-commerce”, concluye Santaolalla.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad