La Cambra alerta del vacío legal en los polígonos catalanes

stop

La patronal reclama un marco normativo para atraer a empresas y acabar con el 40% de los parques desocupados

10 de mayo de 2014 (00:00 CET)

La mitad de los polígonos industriales catalanes presenta deficiencias y el 40% están desocupados. Es el grito de alarma que ha lanzado la Cambra de Comercio de Barcelona dos años después de reclamar un cambio normativo. La patronal sostiene que el actual vacío legal que planea sobre estos espacios empresariales es una importante traba en la mejora de la oferta. Pero, el problema también es de seguridad.

El mensaje lo ha lanzado a través de la unión de polígonos industriales de Catalunya (Upic). El organismo dependiente de las cámaras catalanas vuelve a poner a la situación de los polos industriales en el centro de la diana, incluso propone una solución por los males que les aquejan: un marco regulatorio para acabar con la desatención que reciben estos parques.

Inversión municipal

La Upic se apoya en estudios elaborados por entidades como el Institut Català del Sòl (Incasòl) para asegurar que la inversión de los ayuntamientos en los parques técnicos representa menos del 20% de los impuestos que pagan las compañías instaladas. Zonas apartadas de las grandes ciudades.

Por ello, avisan que les urge elaborar un marco regulatorio con el que dar la vuelta a estas cifras y facilitar la organización de las empresas con respecto a su interacción con los consistorios catalanes.

Sin acceso a la banda ancha

Para ejemplificar en qué punto se encuentran los polígonos industriales, la Cambra alerta de que las compañías ni siquiera tienen acceso a la banda ancha. Con un marco legal, índica la patronal, se facilitaría la implantación de la fibra óptica.

El cambio es atractivo y, al mismo tiempo, facilitaría la llegada de nuevas compañías. Con ello, se podría acabar con muchas de las calles fantasmas de prácticamente, la mitad de los polígonos de Catalunya.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad