La Cambra de Comerç prevé una recesión más aguda en Catalunya

stop

Empeora la previsión de caída del PIB hasta el 1,7% en 2012 y del 1,5% un año después

Miquel Valls y  Joan Ramon Rovira

10 de diciembre de 2012 (20:10 CET)

Catalunya no saldrá de la recesión, como mínimo, hasta 2014. La Cambra de Comerç de Barcelona se ha sumado este lunes a las previsiones de otras organizaciones, nacionales e internacionales, y asegura que la caída del Producto Interior Bruto (PIB) catalán será mucho más fuerte que su previsión a lo largo del primer semestre.

Concretamente, espera que caiga el 1,7 en el curso vigente; dos décimas menos que la estimación anterior. Es mucho más pesimista respecto a los datos de 2013. Mientras que el pasado junio pronosticaba que el PIB se mantendría casi neutro el próximo año, con una ligera caída del 0,1%, ahora espera una rebaja severa: el 1,5%.

Europa

Detrás de esta visión pesimista está “el empeoramiento de la situación financiera en Europa y la entrada en recesión en la zona euro”, tal y como afirma en el estudio de perspectivas económicas trimestral que ha presentado. En el documento, muestra como el único componente de la demanda que crece este año es la exportación de bienes y servicios. “Pero pierde impulso por la debilidad económica de la zona euro”. Sin olvidar otro efecto que mina la economía: la continua caída de consumo interno.

Este panorama provoca que seis de cada 10 empresarios catalanes prevén que sus negocios empeoren en el cuarto trimestre del año. La estimación más negativa de todo 2012, según la encuesta del clima económico que realiza la Cambra de Comerç entre sus asociados junto al Institut d'Estadística de Catalunya (Idescat).

El IVA empeora la economía

En la radiografía trimestral de la economía catalana que hace la asociación empresarial, los empresarios dejan claro su malestar por la subida del IVA en España. Sea cuál sea la decisión que han tomado respecto al incremento de la tasa, todos ellos reconocen que ha significado un mazazo para la marcha de los negocios.

La mayoría de los encuestados por la Cambra (el 43%), afirman que lo han tenido que trasladar completamente a los precios de venta; el 23% sólo lo ha repercutido parcialmente; un 17% asegura que ha tenido que rebajar los márgenes comerciales; mientras que otro 17% reconoce que no se ha visto afectado por la medida.

En el comercio y la hostelería los datos son bastante diferentes. En estos sectores, casi la mitad de los empresarios se han visto obligados a rebajar sus márgenes comerciales para mantener la actividad, según muestra el estudio.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad