La Cecot pide una Administración más cercana al modelo de empresa privada 

stop

PREMIOS DE LA PATRONAL

Artur Mas y Antoni Abad, en el centro de la imagen, con los premiados de la noche empresarial de Cecot

22 de octubre de 2011 (02:03 CET)

La patronal vallesana Cecot ha premiado este viernes a los empresarios de la comarca y, a la vez, al plan de ajuste económico del Govern de la Generalitat. En su intervención, el presidente de la patronal, Antoni Abad, ha alentado a Artur Mas a seguir “este itinerario duro” en pro de la competitividad el país, “que no se basa ni se sustenta exclusivamente en las empresas privadas sino que incluye y aplica en el conjunto de actividades económicas que se hacen en un país. Por dejarlo claro, en las administraciones”.

En el momento actual, el de la “sociedad del bienestar” en palabras del nuevo consejero de Unnim, se necesita “transparencia y comparabilidad” y una mejor política de comunicación para explicar los recortes, a su parecer. En este sentido, Abad ha requerido que las administraciones y empresas públicas se auditen “en los mismos plazos que se nos exige a las empresas”. También ha defendido que la iniciativa privada “no tiene que ser sospechosa habitual, es la especia que se tiene que hacer crecer y proteger”.

Ante este discurso, Artur Mas ha solicitado a todos los presentes en el recinto ferial de Terrassa “jugarse un poco la posición para defender el bien común”. Y, de nuevo, la Cecot ha sido el alumno aventajado: ha premiado al Departament de Salut de la Generalitat como ejemplo de las mejores prácticas en la Administración Pública, un reconocimiento compartido con el Hospital Clínic de Barcelona y el Institut Català d'Oncologia.

Uno de los aplausos más calurosos de la velada se lo ha llevado el conseller Boi Ruiz al salir a recoger el premio en una semana en que las críticas a su tijeretazo han provocado nuevas movilizaciones. Tanto por los ajustes en los centros, que pasan por decretar jornadas de servicios mínimos y quirófanos cerrados, como por su plan para reorganizar el Institut Català de la Salut (ICS), que aún no ha detallado. Ha sido el propio president de la Generalitat quien ha aplaudido la osadía de la patronal: “Felicito a la Cecot per tenir els [pebrots] de premiar al Departament de Salut en este momento”, parafraseando el título con reminiscencias futbolísticas de la noche empresarial, Amb dos pebrots.

Poner fin a las “castas laborales”

El tirón de orejas del empresariado de Terrassa se lo ha llevado el Estado. “En España no se toman decisiones estructurales”. Este “camino duro” que sí ha emprendido Catalunya, para Abad pasa por “modernizar la función pública y transformar la administración de justícia”. “Cambiemos el estatus de trabajadores por código de trabajo. Tenemos que defender el trabajo, ya basta de castas laborales”.

Asimismo, ha pedido que empendan acciones legales contra “los gestores de las entidades financieras ayudadas y los gobernantes que han llevado hasta la ruina muchas administraciones”. Incluso ha puesto un modelo a seguir: el de Islandia.

Una vez más, la Cecot ha defendido “la imprescindible corrección del déficit fiscal de Catalunya, que hoy se expresa como corrección del déficit fiscal”. Unas palabras que Mas también ha agradecido.

Premio a Maria del Mar Raventós

Además del president de la Generalitat y Boi Ruiz, han participado en la noche empresarial de la Cecot los consellers de Empresa i Ocupació, Francesc Xavier Mena; el de Economia i Finances, Andreu Mas-Colell; y el portavoz del Govern, Francesc Homs. Además del alcalde de Terrassa y posible hombre fuerte del PSC que salga después del congreso de noviembre, Pere Navarro.

El principal premio, el de la personalidad empresarial, lo ha recibido por primera vez una mujer: Maria del Mar Raventós Chalbaud, presidenta del grupo Codorniu.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad