La centralización de las analíticas reducen los costes sanitarios un 25% 

stop

El modelo de gestión centralizada de radiología y de análisis clínicos pone fin al análisis sectorizado de cada hospital y plantea un diagnóstico "en red" 

Madrid , 21 de agosto de 2015 (21:13 CET)

Los sistemas centralizados de diagnóstico en el sistema público de salud han reducido los costes operativos el 25% y han acelerado la curación de los pacientes atendidos en los hospitales públicos españoles. 

El esquema, ideado por la sanidad privada, se ha desplegado especialmente en radiología y en los laboratorios de análisis clínicos. Funciona con un gran centro de diagnóstico donde se envían todas las pruebas de los hospitales públicos. En lugar de que los equipos de cada centro de salud evalúe y diagnostique a los pacientes, el nuevo sistema centraliza todas las pruebas en una misma sede operativa, lo que genera un importante ahorro de costes y garantiza una mayor especialización a los profesionales de estas áreas.

Agrupamiento en Madrid

Un ejemplo del nuevo sistema de gestión es el Laboratorio Clínico Central de La Comunidad de Madrid, que se ubica en el Hospital Santa Sofía y que presta servicios a otros cinco hospitales: Infanta Leonor, Infanta Cristina, Coslada, Arganda y Aranjuez. Cada centro de salud sigue manteniendo su propio centro diagnóstico para casos de urgencia, pero están conectados con el laboratorio central.

El centro atiende a 1,2 millones de habitantes y también presta servicio a 47 centros de salud, 95 consultorios y a un centenar de residencias geriátricas y centros asistenciales. El laboratorio es una concesión, gestionada por una UTE integrada por Unilabs (55%) y Ribera Salud (45%). Cuenta con un plantilla de más de 200 profesionales y está equipado con tecnología de última generación.

Centralizadas pero en red

Pero el modelo centralizado no implica que el centro donde se unifican se blinden las pruebas. Una de las claves del modelo es que permite establecer sistemas de diagnóstico en red. Las imágenes radiológicas y los datos analíticos ya han dejado de ser pruebas estáticas. Pueden viajar dentro de una red de especialistas de máximo nivel que pueden emitir opiniones y diagnósticos mucho más documentados que los que puedan ofrecer un equipo aislado en un hospital.

Empresas como Unilabs, Labco, Telemedecine Clinic, Quirón Salud, Eresa, Ribera Salud o Echevarne están detrás de esos modelos de gestión. En sus redes hospitalarias o en sus servicios asistenciales se ha practicado la centralización de sistemas de diagnóstico que hoy se difunde en la sanidad pública.

Las ventajas

Los laboratorios centralizados permiten agrupar, bajo criterios clínicos, las pruebas de mayor complejidad por tipos de analíticas. De este modo, según la patología, se deriva a los equipos y profesionales más expertos. También facilitan la implantación de protocolos para racionalizar el uso de pruebas comunes (evitando duplicidades entre laboratorios) y la centralización de compras para lograr mejores precios a proveedor.

La digitalización ha permitido innovar la gestión de los servicios de diagnóstico por la imagen, principalmente los de radiodiagnóstico, implantando mejoras como la telerradiología. La imagen se almacena en una base de datos centralizada, que además permite su integración en la historia clínica del paciente y, en consecuencia, su visualización por médicos clínicos, especialistas en diagnóstico por la imagen.

La telerradiología

Las mismas imágenes pueden ser visualizadas por varios profesionales. Pueden remitirse a los máximos especialistas en una materia cuando se precise una doble opinión, o una opinión más experta. El sistema permite la formación de especialista en remoto, que son apoyados por expertos en las diferentes modalidades de imagen diagnóstica con los que pueden contrastar interpretaciones y opiniones sobre la misma imagen visualizada por ambos, inclusive de forma simultánea.

La telerradiología mejora la eficiencia y contribuye a la sostenibilidad: no se imprime papel, ni placas radiológicas, con la consiguiente reducción de residuos, el profesional puede inclusive trabajar desde su casa. La emisión del informe clínico es inmediata, y no precisa de trámites administrativos para integrarlo en la historia del paciente.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad