La cooperativa Consum quiere conquistar Catalunya

stop

CONSUMO

Juan Luis Durich

10 de mayo de 2011 (16:40 CET)

La compañía, -que facturó 1.675,5 millones de euros en 2010, un 5,8% más que el año pasado-, espera doblar en cinco años sus ventas en Catalunya, que en la actualidad suponen el 25% del total. Y para ello abrirá nuevos supermercados, entre 10 y 15 aperturas anuales, y construirá un gran almacén que ampliará las plataformas de distribución que tiene en el polígono industrial del Prat de Llobregat, en Sant Boi, y en MercaBarna.

“Catalunya siempre ha sido un objetivo de Consum. Es un mercado emergente, que crece por encima del 10% cada año, y la adaptación a la nueva normativa europea, menos restrictiva, nos permitirá desarrollarnos como siempre hemos querido”, ha destacado su director general, Juan Luis Durich, durante la presentación de la cuenta de resultados de la cooperativa valenciana. Los beneficios ascendieron a 34,1 millones de euros, un 11,2% más que en el ejercicio anterior.

Consum, que se desligó del grupo Eroski en 2004, invirtió el pasado año 93,6 millones de euros en la adquisición de 38 nuevos supermercados, que hacen un total de 585; 433 propios y 152 franquiciados. El 66,7% ubicados en la Comunidad Valenciana, el 24,6% en Catalunya, y el resto en Castilla-La Mancha, Murcia, Andalucía y Aragón.

La sexta empresa nacional de distribución cuenta con una plantilla de 9.889 empleados, 825 más que en 2009, siendo el 70% mujeres con una media de edad de 35 años. El 97% de esos empleados disfruta de la condición de socio trabajador, y por lo tanto, son propietarios de la empresa, están implicados en su gestión y han recibido un reparto de beneficios que superó los 10,6 millones de euros, una media de 1.343 euros cada uno.

Las previsiones de la mayor cooperativa del arco mediterráneo para superar la crisis pasan por lograr crecer a un ritmo del 6%, y mantener los precios más bajos de España, según el último Observatorio de Precios del Comercio, elaborado por el Ministerio de Industria, sin rebajar los niveles de calidad que exigen los clientes.

Expectativas positivas

Para el director general de Consum, Juan Luis Durich, las expectativas son positivas y rechaza el alarmismo que crean otros dirigentes empresariales, en clara alusión al presidente de Mercadona, Juan Roig. “Ni soy agorero ni un atrevido para adivinar cómo serán los próximos años, en unas condiciones tan variables que hasta el Fondo Monetario Internacional rectifica cada día”, ha declarado Durich.

El responsable de la cooperativa ha explicado la buena marcha de Consum y su saneada cuenta de resultados, basada en el equilibrio que la cooperativa ha mantenido en el tiempo. “Nuestra filosofía es la misma. Lo que ha variado es la estrategia. Nuestro socio es el que determina los parámetros de calidad de los productos. Y para la empresa eso es lo prioritario”.

“Con o sin crisis la marca propia sólo supone el 15% de las ventas. Sabemos que los socios y los clientes quieren elegir y a los mejores precios”, ha agregado Durich.

La cooperativa valenciana, que tiene previsto incrementar en 500 personas su plantilla, ha mantenido el permiso por paternidad retribuido de cuatro semanas que puso en marcha en 2009, aunque al final la ley no se puso en marcha este año.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad