La crema de Olay, hurtada por Cristina Cifuentes.

La crema Olay que liquidó a Cifuentes contiene derivados del petróleo

stop

La crema que arruinó la trayectoria política de Cristina Cifuentes contiene parabenos derivados del petróleo y otros componentes cuestionados por la industria

Madrid, 26 de abril de 2018 (04:55 CET)

La crema que arruinó la carrera de Cristina Cifuentes y precipitó su renuncia a la presidencia de la Comunidad de Madrid contiene parabenos, derivados del petróleo y del plástico y otros conservantes vistos con recelo por los principales fabricantes. ¿Fue Cifuentes engañada por la industria del márketing cosmético que promete resultados extraordinarios con cremas baratas?

La insistente publicidad en programas de televisión de alta audiencia emitida por Procter & Gamble, fabricante de la marca Olay, logró convencer a Cifuentes que se trataba de una de las mejores cremas anti-edad del mercado.

Desde hace varios años, Olay promueve su crema 7 en 1, vendida como la única del mercado en ofrecer siete beneficios sorprendentes como hidratar, reafirmar y suavizar, entre otros., y también su crema Regenerist 3.

Activos buenos y conservantes cuestionados

Pero, al margen del efecto publicitario, la crema de Olay contiene ingredientes que no son bien considerados por la industria. La marca promete que la crema 3 ofrece buenos tratamientos para el contorno de ojos, óvalo facial y cuello, tres áreas sensibles para quienes compran este tipo de cremas.

El producto de Olay, con un precio de venta de unos 25 euros en los supermercados, cuenta con parabenos y derivados del petróleo que ya han sido desechados por otras marcas de supermercado más baratas como la crema Sisbela de Mercadona, que se vende a cinco euros, según explican los responsables cosméticos del laboratorio Amifar.

El laboratorio asegura que evita en sus productos la inclusión de parabenos, alérgenos, derivados PEG, acliramidas y colorantes contenidas en la crema Olay, la usada por Cifuentes.

La experta en cosmética Paola Gugliotta, que destapó en los tribunales las trampas de la crema Lidl que fue galardonada como la mejor, según la OCU, contiene principios activos como niacilamide (vitamina B-3), panthenol (vitamina B-5), alatonina y palmitoyl pentapeptida-4 con efectos blanqueantes, hidratantes, regeneradores y despigmentantes.

Preparados para el marketing

Pero la crema también incorpora una gran cantidad de ingredientes “de relleno” para dar texturas y conservantes que están siendo desechados por la industria, explica Gugliotta. Entre ellos se encuentran la isoparafina y los PEG, derivados del petróleo, y la imidazolidinyl urea, un antifúngico que puede causar hipersensibilización. “En general, creo que es un producto aceptable para una crema de 20 euros, pero podría evitar estos ingredientes que están siendo sustituidos por la industria por otros sin efectos nocivos”, explica Gugliotta.

Ahora, la compañía se prepara para un efecto de márketing sin parangón. Los responsables de marketing y comunicación de Procter & Gamble se han reunido de emergencia este miércoles al comprobar que la marca Olay se había convertido en Trending Topic en Twitter, según ha podido saber este medio. Las redes sociales habían incluido el rostro de Cifuentes en falsas publicidades de la marca, que cuenta con la periodista Nuria Roca como una de sus verdaderas modelos.

Este diario contactó con Olay para conocer su plan de marketing ante la crisis inesperada ocasionada por el episodio de la presidenta de Madrid, pero no recibió respuesta.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad