La crisis acentúa la guerra de precios en la televisión de pago

stop

Canal , Telefónica y Ono lanzan promociones especiales para ampliar la cartera de clientes

12 de abril de 2013 (21:53 CET)

El negocio de la televisión de pago en España ha estado, en su mayoría, en manos de tres grandes compañías: Canal , Telefónica y Ono. Pero con Internet surgen otros rivales que ya se han integrado en un cuarto grupo potente dentro del sector, según apuntan los informes de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT).

La competencia, la caída de ingresos por publicidad, y la cada vez más difícil tarea de mantener y hacer crecer la cartera de clientes ha llevado a los grandes hacia una guerra de precios. Como consecuencia de ello, cada vez son más usuales las promociones de packs a diez euros al mes.

Una de la mejores ofertas es la de Ono, que en ingresos es la tercera de este big team con 184,75 millones según la CMT. Tiene un servicio de televisión con 90 canales a cinco euros mensuales y otro con 120 canales a 10 euros. Pero sus servicios no acaban ahí, sino que también pone a disposición del cliente un videoclub particular. “Es un servicio pionero de Ono, incluido con el servicio de televisión, que cuenta con más de 2.500 contenidos, de los cuales un 70% son gratuitos”, explican fuentes de la compañía.

Descuentos temporales


En respuesta, Telefónica anunciaba esta semana una rebaja del 66,6% del paquete Imagenio Familiar por 10 euros cuando la tarifa habitual es de 30 euros mensuales. Sin embargo, estos descuentos, a veces, sólo duran unos meses y después el recibo vuelve a incrementarse.

Además, con los dispositivos móviles aparece otro tipo de consumo de la televisión de pago. Los paquetes de Imagenio también se pueden disfrutar desde cualquier lugar con los smatphones y tablets. “La estrategia (en cualquier caso) consiste en dar los mejores contenidos a un precio razonable”, apuntan fuentes de Telefónica a Economía Digital.

Los ingresos de Telefónica que provienen sólo de los servicios de televisión de pago ascienden a 240,18 millones de euros al cierre de 2012. La compañía cuenta con 700.000 clientes de televisión fija y más de 100.00 en móvil, cifras similares a las de Ono que tiene 862.000 abonados.

Canal lidera pero a la baja

En el podio todavía se mantiene Canal , la televisión de pago del grupo Prisa, cuyos ingresos se sitúan en los 1.079,92 millones de euros, según los últimos resultados publicados de la compañía.

Pero los datos del último año se han visto afectados, además de por las causas anteriormente citadas, por el incremento del IVA. Canal sigue muy por debajo de los dos millones de abonados desde hace años. En 2012, las altas se han reducido en 36.374 abonados. Por ello, Canal también se ha subido al tren de los megadescuentos para no decrecer más. Con el objetivo de no alejarse de sus principales competidores, la compañía ha dejado de cobrar la cuota de alta –que hasta ahora era de 14 euros-- y ofrece paquetes mínimos de 11 euros al mes cuando la tarifa media de sus servicios se sitúa en los 43 euros.

Nuevas estrategias


En tiempos de crisis, los ciudadanos recortan principalmente en los gastos extraordinarios como la televisión de pago. Además, la oferta en abierto es cada vez más amplia y resulta un servicio imprescindible frente a otros como el teléfono móvil. Muestra de ello es que en España todavía la penetración de este tipo de televisión es muy reducido si se compara con otros países de Europa.

Sólo un 25% de los hogares españoles disfruta de estos servicios frente al 48% de Reino Unido o el 41% de Francia, según el último informe del sector que ha realizado Deloitte. No obstante, el mercado está cambiando. Cada vez hay más operadores privados que ofrecen servicios premium como si fueran low cost con mayores contenidos y exclusividad. “La nueva situación podría colocar a los operadores de televisión de pago en mejores condiciones”, detalla el informe.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad