La crisis de Volkswagen llega a España: Seat admite que montó motores manipulados

stop

Algunas informaciones cifran en medio millón los modelos salidos de Martorell con el software, de los cuales 300.000 circularían por España

El presidente de Seat, Jürgen Stackmann, junto al León, que se produce en la factoría de Martorell

en Barcelona, 24 de septiembre de 2015 (10:02 CET)

La mancha de aceite del dieselgate se extiende. Era de prever, después de que el fabricante de automóviles Volkswagen admitiese que montó 11 millones de coches con el software que le permitía engañar a las autoridades con las emisiones. Y ya ha llegado a España: Seat ha admitido haber montado coches diésel con el software

La marca española, filial del grupo VW, ha reconocido que "Seat ha equipado también los motores EA189 del grupo Volkswagen en algunos de sus vehículos", aunque no ha confirmado ninguna cifra. El diario El País hablaba de medio millón, pero desde Seat apuntan que es pronto para saberlo.

Exceso de emisiones

La compañía con sede en Martorell (Barcelona) asegura que todos los vehículos con los motores afectados "son absolutamente seguros y aptos para circular". Eso no significa, sin embargo, que cumplan la normativa y sus emisiones sean correctas.

De hecho, Seat ha explicado que "todos los vehículos nuevos vendidos por Seat en la Unión Europea equipados con los motores EU 6 cumplen, sin excepción, los requisitos legales y las normas medioambientales", però no dice lo mismo de los motores EA189, los afectados por el escándalo.

Cerca de 300.000 coches en España 

Los coches lograban pasar los controles de emisiones contaminantes de Estados Unidos gracias a un software que detectaba si se encontraban en circulación o si estaban pasando una de las inspecciones. En este segundo caso, rebajaba las emisiones para engañar a la inspección.

Sólo en 2014, Seat comercializó más de 378.000 coches y se estima, según la información de El País, que entre 250.000 y 300.000 vehículos con el motor manipulado se encuentran en España. No obstante, los nuevos coches vendidos por la filial española de Volkswagen sí que cumplirían la normativa medioambiental, según la marca.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad