La desaparición de Spanair supondrá hasta 18 puntos del crecimiento de Vueling

stop

La aerolínea catalana prevé crecer un 25% y facturar 1.000 millones en 2012 a pesar de que el primer trimestre “será duro”, según el consejero delegado. En Vueling siguen “teniendo mucho miedo al combustible”

Uno de los aviones de la flota de Vueling

28 de febrero de 2012 (15:24 CET)

El mercado ha reaccionado con importantes recortes a los resultados de Vueling. Los títulos se han dejado una media del 3% durante la sesión tras conocerse que el beneficio se ha desplomado el 70%, hasta los 10,4 millones de euros.

Los inversores han pasado por caja a pesar de las explicaciones dadas por la cúpula de la aerolínea relativas al precio del petróleo y sobre las previsiones de crecimiento: un 25% más hasta fregar los 1.000 millones en facturación durante 2012. La caída de Spanair supondrá hasta 18 puntos de mejora.

Para Vueling, como para el resto del sector, la pesadilla es el combustible, cuyo coste se ha encarecido aproximadamente el 38%. La escalada amenaza los costes unitarios, observados con lupa para salvaguardar la rentabilidad. Vueling destinó prácticamente 70 millones más a este concepto que en 2010, factor que ha lastrado las ganancias, según explican en la sede barcelonesa de la aerolínea.

El argumento sí ha sido recogido por los analistas que no requerirán, por ahora, a la compañía presidida por Josep Piqué una mayor explicación de los riesgos. No en vano, “somos la única aerolínea española que gana dinero”, según el consejero delegado, Alex Cruz. Pero la pesadilla seguirá este ejercicio y aunque Vueling dispone de coberturas por el 50% del coste, “seguimos teniéndole mucho miedo al combustible”.

Sin embargo, la franquicia no cambiará la estrategia respecto a la adquisición de carburante. Su rango de cobertura impacta al 76% de las necesidades para el primer trimestre, porcentaje que se reduce progresivamente hasta el 32% en el último trimestre. Menor importancia dan al gasto por emisión de carbono, “apenas 10 millones de euros al año”, según sus cálculos.

Pesimismo sobre España

Las previsiones relativas al comportamiento del mercado indican que el sector apenas crecerá el 1% en España, por lo que Vueling prevé cimentar la expansión en el mercado europeo y en las operativas de conexión. La aerolínea cerrará cuatro acuerdos de colaboración con otras compañías y continuará apostando por el pasajero de negocio. “La crisis impacta directamente al cliente de ocio”, destaca Cruz. Esta estrategia combinada supondrá un máximo de siete puntos de crecimiento.

Vueling contempla que “el precio del petróleo limpie el sector”. El consejero delegado de la compañía espera “procesos de consolidación que afectarán a empresas con flotas reducidas y costes elevados”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad