La dirección de Metrovacesa gana tres veces más que la de Colonial

stop

Ambas inmobiliarias están controladas por la banca acreedora que las rescató en plena crisis del sector

24 de marzo de 2011 (00:32 CET)

La alta dirección de Inmobiliaria Colonial no sólo gana tres veces menos que la de la otra gran inmobiliaria española, Metrovacesa. También es mucho más pequeña que la de su gran competidor. Nada que ver con las grandes cifras de ambos grupos del sector de la construcción, que resultan más problemáticas en el caso de Metrovacesa.

Muy a su pesar, las grandes inmobiliarias españolas se han sometido a un extraordinario ejercicio de adelgazamiento desde que empezó la crisis. Pero las diferencias entre el ajuste duro realizado entre unas y otras son muy grandes, como en el caso de las retribuciones de los dos equipos líderes de Colonial y de Metrovacesa.

En los dos casos, el control de las compañías lo ejercen las entidades financieras que canjearon deuda por capital cuando la situación financiera de las empresas se hizo insostenible. Sin embargo, la alta dirección de Metrovacesa está formada por 10 ejecutivos que se embolsaron 3,35 millones de euros en 2010, frente a los 4 millones de Colonial, que ganaron la tercera parte. Es decir 1,19 millones.

Estas grandes diferencias de dimensión y de remuneración nada tienen que ver con la realidad de las compañías. Para ambas, la situación es muy compleja en un escenario durísimo para el sector inmobiliario. Sin embargo, Metrovacesa tiene que superar aún etapas muy duras –que Colonial ya ha coronado– en un proceloso camino hacia la normalidad.

Diferencias de capitalización


Por ejemplo, Metrovacesa apenas vale en bolsa 490 millones de euros frente a los 1.694 millones de Colonial, que en junio del año pasado amplió capital por 1.950 millones de euros dentro del plan de choque para reducir su deuda financiera, que al cierre del año pasado se situaba en 3.315 millones de euros, desde los 6.046 millones anteriores.

Sin embargo, Metrovacesa está aún en el punto de partida para sacar adelante una refinanciación que dura ya más de un año y que ha puesto a la compañía al borde de la suspensión de pagos. Y lo quiere hacer al estilo de Colonial.

Ante la falta de unanimidad entre los acreedores sobre la fórmula para reflotar la compañía, el grupo que preside Vitalino Nafría ha recurrido a la Corte Superior de Justicia británica y al procedimiento denominado scheme of arrangement, que permite a las empresas renegociar su deuda con el apoyo del 75% del total de sus acreedores. En España, la ley obliga a que el acuerdo sea total entre todas las entidades a las que la empresa adeuda dinero.

Reducir el endeudamiento

Si la refinanciación sale adelante, en una operación cuyo diseño contempla una ampliación de capital de 1.950 millones de euros, Metrovacesa reduciría su endeudamiento hasta los 4.525 millones. En cualquier caso, seguiría acumulando 1.200 millones más de deuda que Colonial.

La austeridad de Colonial respecto a Metrovacesa no lo es tanto en lo que se refiere al consejo de administración. El de la inmobiliaria catalana ganó 3,23 millones de euros el año pasado frente a los 2,09 millones del máximo órgano de administración de Metrovacesa.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad