La dirección de Panrico hace caso a la Generlaitat: reactivará la factoría catalana

stop

La cúpula presenta una regulación de empleo temporal para que los trabajadores empiecen a cobrar

04 de junio de 2014 (12:26 CET)

La mediación de la Generalitat ha tenido su primer impacto en el conflicto laboral de Panrico en Catalunya. Ocho meses después de que los empleados de la planta de Santa Perpètua de Mogoda decretaran la huelga indefinida, la cúpula ha formalizado este miércoles que quiere reactivar la producción del centro. El principal cambio que tendrá esta acción es en el bolsillo de la plantilla: empezará a cobrar los salarios retrasados.

La fórmula escogida por la cúpula, encabezada por Carlos Gila, es la propuesta por el Govern: solicita un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) temporal. Asegura en un comunicado a los medios que da el paso sin esperar que la plantilla desconvoque la huelga como una muestra positiva para superar el conflicto laboral.

Líneas rojas

Con todo, la dirección insiste en que reactivar la producción de la factoría es necesario para dar por zanjada la crisis. Todo ello, con la negociación de un nuevo expediente de extinción específico para el centro de Barcelona con menos afectados. Gila decreta que no se pueden mejorar ni las indemnizaciones ni otras medidas sociales. Perjudicarían al resto de factorías de Panrico del Estado, señala.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad