La eólica catalana teme que un pacto de Mas con la CUP frustre la salida del túnel del sector

stop

EolicCat espera reunirse con el Govern para liberalizar la instalación de nuevos parques eólicos en Cataluña pero mira de reojo a los posibles pactos postelectorales

Parque eólico catalán

en Barcelona, 13 de noviembre de 2015 (23:48 CET)

El sector de la energía eólica ha vivido una crisis muy dura, con el fin de las primas y la moratoria que han supuesto la pérdida de la mitad del empleo de su industria, que es actualmente de unas 20.000 personas en España. Sin embargo, empiezan a ver la luz al final del túnel con la subasta de 500 megavatios que realizará el Gobierno en breve.

En Cataluña la situación no es tan halagüeña. Ven la situación actual como el inicio de la salida del túnel y la subasta más como un buen indicio que como una gran oportunidad, ya que 500 MW en toda España, y sin conocerse si las subastas van a tener continuidad, no es la panacea. Pero otra nube amenaza de cubrir su cielo. En plena negociación por liberalizar la instalación de nuevos parques eólicos y eliminar trabas, un posible pacto de Artur Mas con la CUP puede frenar su recuperación.

Aligerar la tramitación

Así lo ha advertido Víctor Cusí, presidente de EolicCat. "No podemos hacer parques eólicos de más de 10 MW porqué tienen que ir por concurso y no hay concursos. Hemos propuesto un plan legislativo que permita la tramitación de estos parques sin concurso, aligerando al máximo la tramitación", ha explicado a Economía Digital.

Actualmente, el sector se rige por un mapa de implantación eólica diseñado hace casi 15 años, que se hizo "de forma arbitraria y conservadora", protegiendo demasiadas zonas, según EolicCat. La patronal del sector propone hacerlo de nuevo, con nuevos estudios de impacto medioambiental, para conseguir más zonas en las que haya más viento. Con el fin de las primas, han bajado mucho los márgenes de las instalaciones, por lo que necesitan más viento para ser rentables.

Reuniones con el Govern

Para conseguirlo, EolicCat se reunió en septiembre con el Govern y presentó su plan también a todos los grupos parlamentarios catalanes, que lo vieron con buenos ojos, según Cusí. Ahora la organización quiere volver a sentarse con el Govern para empezar a negociar los cambios que pide, aunque todavía no ha sido convocado. El sector debe negociar con dos consellerias, la de Empresa y la de Territori, lo cual es una dificultad añadida al hecho que el ejecutivo está en funciones y tiene mayores preocupaciones.

Pero si hay un nuevo Govern puede que el horizonte tampoco mejore, al contrario. Cusí teme que el apoyo de la CUP pueda frenar la instalación de nuevos parques, ya que los movimientos para proteger las aves suelen partir de los sectores más de izquierdas. "Si se impone el criterio de la CUP, será complicado hacer proyectos", explica, ya que aunque sobre el papel son favorables a las renovables, y por tanto a la eólica, teme que cuando se vaya a los proyectos concretos, pongan pegas.

Cataluña, atrasada en eólica

Cataluña es una de las CCAA en las que más lenta ha ido la implantación de la energía eólica. Actualmente tiene 45 parques en marcha, que producen 1.270 megavatios. Es la sexta comunidad autónoma en potencia instalada, que representa un 5,5% de toda la potencia instalada en España, porcentaje muy inferior al del peso de Cataluña tanto en producción como en población y PIB.

Cusí ha lamentado que Cataluña siempre ha ido por detrás, a pesar de empezar de las primeras CCAA: "Tardamos en arrancar porque estaba pendiente la conexión con la red, luego nos retrasó el concurso catalán, porque creó incertidumbre durante unos años, y cuando arrancamos, nos pilló la moratoria".

A pesar de todo, es moderadamente optimista: "Volveremos a la normalidad y volveremos a invertir en renovables, porque lo necesitamos y tenemos recursos. La pregunta es cuándo". De momento, "la cosa sigue muy parada" y advierte que "para que se vuelva a reactivar el sector, lo que hace falta es una apuesta decidida del Gobierno a largo plazo, con subastas que garanticen precios competitivos que no se cambien cada cinco años".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad